El peso y otras variables de salud de los españoles: así estábamos y así estamos

De puntillas pasó el otro día entre los medios de comunicación la publicación de los datos correspondientes a la Encuesta Europea de Salud en España. Tal y como comenté en este post de hace dos años y medio este tipo de encuestas forman parte de aquellas investigaciones estadísticas que con una periodicidad variable (normalmente contamos con datos nuevos cada tres años) permiten conocer numerosos aspectos de la salud de los ciudadanos a nivel nacional y autonómico, entre los que destacan, el peso, el consumo de bebidas alcohólicas, el hábito tabáquico, la frecuencia de consumo de alimentos por grupos, etcétera.

En anteriores ocasiones y si mal no recuerdo, las encuestas de salud publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), bien fueran nacionales o europeas, recibieron una mayor acogida entre los medios de comunicación. Sin embargo, en esta ocasión su impacto mediático ha sido muy modesto… Quizá, y aquí me adentro en el proceloso terreno de las conjeturas, el observar que en la mayor parte de las variables los españoles mejoramos los datos de la encuesta anterior dificulte esa clase de titulares alarmistas que tanto gustan a algunos medios… algo que en definitivas cuentas termina haciendo a las noticias menos noticiosas… y los datos, por tanto, menos conocidos.

¿Estamos aquí también orgullosos de nuestro peso?
¿Estamos aquí también orgullosos de nuestro peso?

El peso de los españoles: los “normopeso” escasean

Centrándome en el tema que nos ocupa como viene siendo habitual, el peso de los españoles, en números objetivos, no son nada buenos. Sin embargo, podrían ofrecer una perspectiva esperanzadora si los comparamos con las cifras anteriores encuestas (en cualquier caso, tampoco nada espectacular)

Sobrepeso y obesidad INE 2014

* En la encuesta de 2003 esta categoría recibió el nombre de “No hay datos”
** Datos de las Encuestas Europeas de salud en España de 2009 y 2014 respectivamente (frente a las Encuestas Nacionales de Salud del resto de años.

 

Tomando como buenas las propias palabras reflejadas en la nota de prensa del INE, al respecto de esta nueva encuesta:

El 52,7% de la población de 18 y más años está por encima del peso considerado como normal. Este problema se da en mayor medida entre los hombres (60,7%) que entre las mujeres (44,7%). En lo que se refiere a la población menor de edad (de 15 a 17 años), un 18,3% se encuentra por encima del peso considerado como normal (el 20,4% en el caso de los hombres y el 16,2% en el de las mujeres)

El actual 52,7% de la población adulta con exceso de peso supone un punto porcentual menos con respecto al anterior dato sobre esta misma variable, el de 2011-12 que lo cifraba en 53,7% una modesta mejoría para unos valores objetivamente preocupantes.

Dejando de lado la conflictiva herramienta que supone el Índice de Masa Corporal como indicador del estado ponderal de una población y que ya he comentado en otras ocasiones, hay otros datos que ofrece de esta encuesta que me parecen más preocupantes. Me refiero al escaso o pésimo seguimiento que se hacen de las más elementales recomendaciones de salud al respecto del consumo de alimentos por grupos y de actividad física. Por ejemplo:

  • Entre la población de 15 y más años, tan solo el 31,0% realiza ejercicio físico en su tiempo libre más de dos días a la semana. El 14,3% realiza ejercicio físico uno o dos días a la semana y el 54,7% no realiza ejercicio físico en su tiempo de ocio.
  • Solo el 58,2% de los hombres y el 67,1% de las mujeres incluye la fruta a diario; el 6,0% de la población toma fruta menos de una vez a la semana o no la consume (11,0% de los jóvenes de 15 a 24 años y 2,4% de los mayores de 75 años).
  • El consumo de verduras es aún peor, 4 de cada 10 personas afirman consumir verdura a diario (el 39,1% de los hombres y el 50,0% de mujeres)

Con estas cifras se pone de relieve el escaso seguimiento de los más elementales consejos de alimentación y actividad física encaminados para que estos dos grupos de alimentos (las frutas y verduras) estén presentes en la dieta diaria con una cuantía destacada frente al resto de grupos de alimentos, tal y como comenté en este post.

El lado más positivo: tabaco y alcohol

En el lado más esperanzador de los nuevos datos destaca sin lugar a dudas el descenso en el hábito tabáquico, cayendo el número de fumadores diarios del 26% de 2009 al 23% en 2014. Una caída especialmente importante entre los jóvenes en los que el consumo de nicotina es ocho puntos porcentuales menos que hace cinco años.

Cogorza

Y por supuesto, también el consumo de alcohol llama especialmente la atención, respecto al cual se contrasta un importante descenso de la práctica conocida como botellón; en esta encuesta se ha reflejado que “solo” el 14% de los jóvenes bebe al menos una vez al mes de forma intensiva lo que implica un descenso en el porcentaje de seis puntos respecto a 2009. Y, en general, el consumo ocasional de alcohol se sitúa en el 30,6%, frente 39,1% de hace cinco años.

Hay muchos más datos en esta encuesta que reflejan tanto el estado de salud de los españoles como la autopercepción que de nosotros mismos tenemos en estas cuestiones. Si te quieres entretener un rato con todas las cifras y segmentaciones por edad, sexo y localización disponibles, tienes todos los datos en este enlace de la mano de la fuente original de los datos, el INE, así como la posibilidad de consultar su metodología y cuestionarios en este otro.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interese consultar:

———————————————————

Premios Bitácoras 2015Si te gusta El Nutricionista de la General me harás muy feliz si votas sus contenidos al Premio Bitácoras 2015 al Mejor Blog de Salud e Innovación Científica. Puedes hacerlo en este enlace
¡Gracias!

 

———————————————————

Imagen: hyena reality vía freedigitalphotos.net

2 comentarios en “El peso y otras variables de salud de los españoles: así estábamos y así estamos

Los comentarios están cerrados.