Si no quieres que demonice al azúcar, no sigas estrategias tan diabólicas

945b0236-5c91-474a-bc83-99b5d5e9019aEl pasado sábado 22 de octubre tuve el placer de volver a pasar por la tertulia del programa “No es un día cualquiera” de RNE; en esta ocasión el motivo para dicho encuentro consistió en comentar el reciente informe de la OMS en el que se abordaban los beneficios de una serie de medidas impositivas sobre los alimentos con el fin de reducir el impacto de la obesidad y de las enfermedades metabólicas no transmisibles. De hecho su título habla por sí solo: “Políticas fiscales para los alimentos y la Prevención de Enfermedades no Transmisibles”.

A pesar de que el mencionado informe de la OMS aborda distintas estrategias y recomendaciones en el terreno de los impuestos, a los medios de comunicación parece que solo les ha llegado la copla de que el informe en cuestión está centrado en subir los impuestos a las bebidas azucaradas. Si bien es cierto que este es un tema destacado, no es ni mucho menos el único. Además en este informe:

  • Se razona sobre los beneficios de gravar diversos alimentos con un perfil nutricional poco aconsejable en virtud de su proporción de azúcares, grasas trans y saturadas, y sal.
  • Pone el acento en las bebidas azucaradas ya que son diversos los países que han decidido imponer una tasa especial a este tipo de productos. Estrategias estas que a pesar de su relativa novedad, ya han ofrecido resultados de su impacto tanto en las ventas como en el terreno de su efecto sobre el peso de los consumidores.
  • Razona que este tipo de medidas consistentes en imponer un gravamen han de ir acompañadas de otras en las que se contemple el abaratamiento y la mejora en el acceso de los consumidores a alimentos frescos, frutas, verduras y hortalizas.
  • Y hace un especial hincapié en el hecho de observar las mencionadas medidas impositivas en el marco de una estrategia general para la prevención de la obesidad y de las enfermedades no transmisibles. De otro modo, vaticina, si se implantan estas medidas impositivas de forma aislada su efecto será entre mínimo e inapreciable.

El informe como digo habla por sí solo, y como es de fácil y de libre acceso, te invito a que lo leas y saques tus propias conclusiones. No será la primera vez que la ciudadanía obtiene impresiones sesgadas y retorcidas de un informe de la OMS por hacer caso, solo, a lo que nos cuentan determinados medios de comunicación.

toma-menos-azucar

La demonización del azúcar

De nuevo, una de las expresiones que han cuajado en la opinión popular es la de que se está demonizando al azúcar. No diré que no, pero siguiendo la argumentación válida de aquel dicho que postula “si no quieres que me ría de tus ideas no tengas ideas tan graciosas” se hace buena la frase de “si no quieres que se demonice al azúcar, no sigas estrategias tan diabólicas”. Es lo que hay. El lobby azucarero se ha ganado a pulso esta negativa consideración de forma unánime (salvo ellos y sus palmeros) en base, por lo menos a cuatro argumentos bien demostrados hasta la fecha:

  • Están más que contrastados los efectos negativos de un estilo dietético como el caracterizado hoy en día por la presencia ubicua y por doquier de productos azucarados. Sin embargo, la industria del azúcar es la única que lo niega, argumentando en su favor simplezas complacientes del estilo: hay que comer de todo; no hay alimentos buenos o malos, todo depende del equilibrio; el consumidor es libre de elegir, etcétera. Por ejemplo, existen multitud de estudios que han analizado la relación entre la obesidad y el consumo de bebidas azucaradas y, a modo de resumen, se contrasta que el mejor predictor de los resultados de esas investigaciones resulta ser la financiación: si el estudio es independiente la relación es clara, y por el contrario si el estudio está financiado por la industria azucarera esa relación es inexistente. Así se puso de manifiesto en el estudio de revisión Reviews examining sugar-sweetened beverages and body weight: correlates of their quality and conclusions
  • Desde hace 50 o más años se tiene constancia de las múltiples iniciativas por parte del sector azucarero (o por empresas ligadas a este) para asalariar voluntades científicas. Hablando en plata: del pago de estudios para minimizar el efecto del abuso de azúcar en nuestra salud y culpabilizar a otros actores. Hay ejemplos por doquier, el más reciente este de Coca cola, aquellos puestos de relieve recientemente pero que alude a estrategias de hace más de 50 años, por no hablar de la inmensa campaña puesta en marcha en su día para desvincular al azúcar de los problemas dentales, etcétera.
  • Dirigir una publicidad malsana de sus productos hacia unos consumidores inermes a la hora de contrastar su veracidad, incitando a un consumo mucho más allá de lo conveniente mientras la culpa del sobre peso se atribuye a partes iguales a las malas elecciones de los consumidores y a su falta de actividad física. Esta hecho es especialmente grave cuando la población objeto de esa publicidad son los niños o cuando las principales trabas para los desmanes de la industria azucarera se plasma en códigos de autoregulación que son diariamente ninguneados.
  • Establecer relaciones con las administraciones sanitarias de distintos países para retorcer las recomendaciones dietéticas, por no hablar de esas otras relaciones con sociedades “científicas” para dulcificar, nunca mejor dicho, el mensaje relativo hacia los productos hiperazucarados… de lo cual también hay pruebas difícilmente malinterpretables.

Así, si el sector del azúcar y sus empresas dependientes quieren que no se demonice su alma mater, lo primero que en mi opinión debiera hacer es dejar de poner en práctica estas deleznables estrategias.

Asssuuuuuuuucar!
Asssuuuuuuuucar!

La tertulia y sus asuntos candentes

Volviendo a la tertulia que te comentaba al principio de este escrito, resulta llamativo contrastar las declaraciones de otro de los invitados, el Sr Andreu Puxeu, Director General de la Asociación de Bebidas Refrescantes (ANFABRA). Entre ellas tratar de escurrir el bulto haciendo referencia que en la actualidad al menos una tercera parte de la publicidad de los fabricantes de estos productos está destinada a aquellos light, zero, o “sin azúcar” haciendo de nuevo culpable al consumidor con sus elecciones. Al Sr. Puxeu, parece que se le escapa que cualquier inversión de estas empresas en productos menores o satélites redunda a la larga en la consolidación de aquellos productos que son estandarte de cada marca. Algo que puso de relieve el periodista y premio Pulitzer Michael Moss en su muy recomendable obra “Salt, sugar, fat” del que se puede extraer el siguiente fragmento bastante esclarecedor:

[Ante la demanda de productos «más saludables» por parte del consumidor, la industria…] solo tenía que desplegar una estrategia, utilizada por toda la industria de bienes de los consumo, conocida como ampliación de línea: cuando el público clama lo bastante fuerte por productos más saludables, lo bastante como para estar dispuesto a sacrificar alguno de los placeres que estos productos le ofrecían, las compañías ofrecen una formulación más sana. Ya sean cigarrillos con menos alquitrán, cerveza con menos calorías o patatas con menos grasa [o productos con menos azúcar o sin ella], sus versiones más saludables no son ninguna amenaza para los productos principales. De hecho, si se hace correctamente, pueden disparar las ventas de las versiones originales con todas sus calorías y su grasa [o su azúcar], atrayendo nuevos consumidores al conjunto de la marca.

Dicho de forma breve y con un ejemplo, promocionar la Coca-Cola Zero sirve también para reforzar las ventas de la Coca-Cola básica.

Por último, recojo el guante del Sr Puxeu al respecto de leer el editorial en el último número de la revista The Lancet, en el que se hace un somero pero acertado análisis del incremento de la apuesta que la OMS ha establecido desde hace tiempo en contra del abuso del azúcar, su omnipresencia y su publicidad. De veras que no acierto a identificar las razones que le llevaron al Director General de ANFABRA a llamar mi atención sobre este escrito. Además de aplaudir sin ambages el posicionamiento de la OMS a hora de sugerir las medidas impositivas sobre el azúcar mencionadas en su informe, el editorial de The Lancet menciona que en las instalaciones de la OMS se ha eliminado la posibilidad de comprar productos azucarados y solo hay disponibles para la venta agua, té, café o bebidas lácteas aromatizadas, sin que se prohíba, eso no, que los trabajadores lleven desde sus casas las bebidas azucaradas que quieran. El único “pero” que cuestiona el editorial es que este tipo de medidas consistentes en eliminar el acceso a determinados productos en ciertos entornos (lugares de trabajo, universidades, centros sanitarios…) no tiene, aún, el respaldo de ningún estudio que avale sus objetivos. Si esto es lo que el Sr, Puxeu me quería hacer destacar, me parece muy bien, pero ese tipo de medidas, a pesar de no contar con la evidencia de su efectividad, son a todas luces lógicas y tal y como dice el editorial, aún no hay pruebas. Lo que no es indicativo ni de su eficacia, pero tampoco de su no eficacia. Por todo lo demás pocas dudas quedan al respecto de que el editorial de The Lancet alienta sin ningún género de dudas las medidas propuestas por la OMS relativas a su informe sobre políticas fiscales. Y lo dice: porque hay un creciente cuerpo de evidencia que así lo sugiere, aunque el Sr Puxeu sostenga falazmente en antena que no hay pruebas. Transcribo literalmente unas pocas palabras del mencionado editorial…

While experience and evidence are growing for the effectiveness of sugar taxes […]*

*[A pesar de contar con una creciente experiencia y evidencia al respecto de la efectividad del uso de impuestos sobre el azúcar…]

Puedes escuchar la tertulia de “No es un día cualquiera” al respecto del informe de la OMS sobre los impuestos en las bebidas azucaradas en este enlace.

—————————————

Si te gusta El nutricionista de la General me harás muy feliz si votas sus contenidos al Premio Bitácoras 2016 al Mejor Blog de Salud e Innovación Científica (puedes votar directamente pinchando en enlace anterior) Gracias!

13 comentarios en “Si no quieres que demonice al azúcar, no sigas estrategias tan diabólicas

  1. Es lamentable que sean los mismos comunicadores de los medios de comunicación los que reproduzcan con sus comentarios los argumentos de la industria azucarera y ridiculicen a los organismos colegiados preocupados por la Salud Pública. Lamentable. Tú acertado como siempre Juan. Un abrazo.

  2. Indignados teniamos q estar tambien con nuestro inteligente gobierno y su magnifico plan HAVISA…….el ultimo anuncio de Donuts relleno y su alegacion DESAYUNA TODOS LOS DIAS……no tiene desperdicio…..y tampoco tienen verguenza….! Eso es lo que aprenden desde niños…que desayunar Donuts rellenos todos los dias es saludable….No hay derecho…Estas industrias solo quieren vender y como dice MOSS , muchos de los directivos de estas grandes empresas aparte de no consumir desde luego sus productos, tirnen que abandonar estas empresas porque sus conciencias no les d3jan vivir.

    Gracias , Juan por mantenernos informados!!

  3. Jajaja, te imagino mordiendote la lengua ante las reacciones típicas en la tertulia, risitas, el típico de algo hay que morirse, o que no se puede comer de nada. Un poco lamentable la actuación del señor Aberasturi. Por si no se ha dado cuenta, en el tomate no hay etiqueta que leer. Ni en el plátano, huevos, pollo, calabaza… Vaya, va a ser que sí que se pueden comer algunas cosas.
    Al final, queda la sensación en el programa de ser otro «tampoco pasa nada, no hay que ponerse así».
    No sé desde luego como afectaría el tema de las tasas. Pero que hace falta educación… buf, toneladas.
    Gracias por compartirlo.
    Javi

  4. Querido Juan :
    Sigo todos tus consejos sobre alimentación. Solamente encuentro un problema, por lo menos para mí, es que desde que te hago caso y como y bebo lo que dices, no dejo de cumplir años y años. He cumplido ya 86. ¿ Hasta que edad llegaré ?
    Gracias primo.
    Un abrazote

  5. Gracias Jose,
    Un espero que los contenidos del blog te resulten interesantes y que te pases por aquí para comentar cuando quieras.
    Un cordial saludo.

  6. ¿Para cuándo campañas de concienciación sobre alimentación y en especial una mejor educación infantil impartida desde los colegios? No sólo el abuso de la bollería y las bebidas carbonatadas son dañinas existen otros alimentos que contienen ocultos más peligros para la salud y que desconoce la mayoría de público. Desde luego el azúcar es uno de ellos. Ya lo dice el dicho «El azúcar un dulce y peligroso veneno»
    Enhorabuena por el artículo y tan buena información

  7. En primer lugar, gracias por escribir y compartir con todos nosotros tus conocimientos y opiniones, ¡me encanta tu blog!
    Ahora, tengo una pregunta, según la OMS se recomienda una ingesta diaria de azúcar del 10% con respecto a las calorías totales que debe consumir una persona pero… ¿esto se refiere a tu dieta habitual o a que «el extra de azúcar» puede ser de hasta un 10% máximo?
    Porque una dieta saludable que contenga legumbres, frutos secos, patata, verduras y frutas ya nos va a aportar ese 10% de azúcares simples (además de complejos) o incluso, a veces más de 10%. Entonces creo que la recomendación de la OMS puede ser algo complicada de cumplir para la población… y más cuando hay un marketing de productos «vacíos» tan fuerte!
    Muchas gracias y un saludo

  8. Hola Laura!

    Gracias por tu comentario. La respuesta a lo que preguntas la tienes en el propio informe de la OMS que advierte, sin ambages, que ese 10% se refiere SOLO a los monosacáridos (como la glucosa o la fructosa) y los disacáridos (como la sacarosa o el azúcar de mesa) añadidos a los alimentos y bebidas por el fabricante, el cocinero o el consumidor y los azúcares presentes naturalmente en la miel, los jarabes, los zumos de frutas y los zumos procedentes de concentrado.

    Un cordial saludo!

  9. Muchas gracias nuevamente! excelente blog!! siempre lo leo y me sirve de mucho… Si hay algo que eh estado evitando este año para intentar regular mi peso fue dejar las gaseosas y todo alimento con exceso de azúcar, es mas cambie los cereales azucarados por cereales sin azucares, y este pequeño cambio en mi alimentación significo un gran avance en bajar los kilos de mas!
    http://careyourbody.net/estos-deberian-ser-tus-habitos-alimenticios/
    Leyendo blogs como este y otros en los que lei algun que otro tip de alimentacion de a poco la verdad que me ayudo mucho.

    Saludos!! esperando el próximo articulo

  10. Fue una maravillosa oportunidad de visitar este tipo de sitio y estoy feliz de saber. Muchas gracias por darnos la oportunidad de tener esta oportunidad! Volveré pronto para actualizaciones.

Los comentarios están cerrados.