El peso del país. Primera parte. Consecuencias

Hace cosa de un mes anuncié el estreno de una serie de documentales de cuatro capítulos con el título genérico de «El peso del país» («The Weight of the Nation»). Hoy traigo debajo del brazo y comento el primero, en el que se trata la situación real de la población norteamericana al respecto del problema del sobrepeso y la obesidad y de sus consecuencias.

Es una producción norteamericana y me hubiera gustado poderlo aportar en castellano, pero de momento no es posible. No obstante les hago un resumen de sus contenidos.

El Peso del País. Consecuencias.

El primer capítulo aborda el alcance de lo que puede ser considerado sin riesgo a equivocarse como una «epidemia de obesidad» y se adentra en las graves consecuencias que para la salud tiene el vivir con sobrepeso u obesidad. Esta epidemia tiene además una característica que es preciso resaltar: ha surgido en los últimos 30 años y desde entonces se ha revelado como una amenaza para la salud con amplias implicaciones sociales y económicas. Se trata además de un problema que no afecta a todos los estratos sociales por igual. La triste realidad es testigo de que la tasa de obesidad es más alta en aquellas comunidades con menores ingresos económicos y/o socialmente desfavorecidas. Sin embargo, la obesidad es en muchos casos prevenible y con el fin de acabar con esta epidemia, todos los elementos (sociales, culturales, políticos, económicos, personales, etc.) deben formar parte de la solución.

Parte del guion de la serie consiste en recabar experiencias y opiniones tanto de los afectados por este problema (algo fácil de encontrar en los EE.UU. ya que el 69% de la población adulta está en una situación de exceso de peso) como de los expertos en la materia. Así, el primer testimonio de este capítulo es el Cindy, madre de dos hijos ya mayores y además una orgullosa abuela. Resulta difícil de creer, y doloroso de ver cómo relata, que ella era una joven de tan apenas 45 kg cuando se casó.

Antes de abordar las consecuencias patológicas más directamente implicadas en el caso de la obesidad hay una parte del documental dedicada a las bases fisiopatológicas de esta enfermedad. Esta situación parte del descubrimiento de que nuestra genética nos programa en gran medida para hacernos comer todo lo que podamos con el fin de guardar el extra de energía en forma de grasa y así poder sobrevivir en condiciones de restricción alimentaria. Sin embargo, a día de hoy vivimos en un entorno rebosante de alimentos, cargados de azúcar y grasas. Esta realidad supone una buena parte de  problema.

Entre las consecuencias más fehacientes del padecer obesidad figuran, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes de tipo 2, aunque tal y como afirma en el documental el Dr. Samuel Klein, Director del Centro de Nutrición Humana de la Universidad de Washington en St. Louis: «Casi todos nuestros sistemas se ven afectados negativamente cuando hay un exceso de grasa corporal«

El segundo capítulo, mi preferido, lo traeré la semana que viene, y se refiere a las «oportunidades y elecciones» como elementos condicionantes de esta situación… pero también de su posible solución.

———————–