Una copa de vino tinto equivale a una hora de gimnasio, según un estudio (otra vez, el mismo)

Ya está. No hay mejor prueba de lo que yo denomino como amarillismo mediático-alimentario que el de este ejemplo.
Da igual cuantas veces se haya aclarado, puesto en su lugar e incluso desmentido la “noticia” de que el consumo de cierta cantidad de vino pueda ser equivalente a los beneficios de practicar ejercicio… esta vuelve a estar en titulares de no importa que medio de comunicación o blog. En esta ocasión ha sido el grupo ATRESMEDIA, pero como digo el tema viene de lejos y nos encontramos con la misma “noticia” en Intereconomía, Muy Interesante,  Negocios.com… por citar tan solo unos pocos ya que hay ejemplos a patadas… vuelta la mula al trigo que diría aquel. Lo peor, como te puedes imaginar, no son los ya de por sí aberrantes titulares sino las lecturas descontextualizadas que se suelen hacer en las mismas noticias:

  • No corras, bebe vino [Ole, ole y ole… esto es mío]
  • Y tú, tontuelo, viendo pasar la vida en las máquinas [textual en el de ATRESMEDIA]
  • Vas al gimnasio una hora al día, sudas, te cansas y vas notando resultados muy poco a poco. Y encima, no puedes tomarte ni una cervecita siquiera para no perder el trabajo del gym. Sin embargo, todo eso que hacías hasta ahora no merece la pena, o al menos eso es lo que se deduce de un estudio realizado por la Universidad de Alberta (Canadá), que afirma que tomar una copa de vino equivale a una hora de gimnasio.
La gente chic no suda, cuida su salud bebiendo vino
La gente chic no suda, cuida su salud bebiendo vino

Al mismo tiempo, cuando estos rutilantes titulares saltan a la escena pública, muchos compañeros del gremio nutricional somos asediados en las redes sociales para que les demos nuestra opinión. No pasa nada, la damos, es lo normal que para eso estamos; e incluso si la “noticia” tiene cierto calado le terminamos dedicando un post para con más tiempo y detalle aportar todos los datos necesarios para poner esta bazofia de información, sesgada, equívoca, torticera y manipulada en su lugar. Eso es lo que hizo por ejemplo Julio Basulto en este artículo impecable hace casi un año… y que yo voy a replicar de forma telegráfica para que no quede la menor duda.

¿Es cierto que existe una investigación en cuyas conclusiones se mencione que el consumo de vino mejora el rendimiento físico?

No. Lo que sí existe es un estudio de, al loro, 2012 (y todas las “noticias” usan este artículo como referencia) que investigó el efecto que durante 12 semanas tenía la administración en la dieta de 146 mg de resveratrol/por kilo en 50 ratas. Al finalizar el periodo de intervención, se concluyó que  la capacidad de oxidación de ácidos grasos [algo a priori beneficioso] se ve aumentada por la adición de resveratrol en la dieta de las ratas que practican ejercicio, y que este hecho podría contribuir [forma verbal: condicional] a la mejora del rendimiento físico de esas ratas junto con el ejercicio.

¿Qué es el resveratrol?

Muy en resumen y de forma sencilla, se trata de un compuesto presente en diversos alimentos, más frecuentemente presente en la uva y sus derivados (vino y mosto), en diversas bayas silvestres y en menor cantidad en los cacahuetes. El resveratrol ha demostrado in vitro múltiples efectos metabólicos, destaca su actividad antioxidante y el ser capaz de estimular ciertas vías metabólicas, llamémosles, interesantes.

Si a las ratas se les dio 146 mg por kg de peso corporal, ¿cuánto resveratrol debería de tomar un adulto de 70 kg para tomar la misma dosis que ellas?

Esta es fácil: 10,22 gramos

Si pretendemos tomar vino para hacer acopio de una cantidad de resveratrol semejante a la que se les administró a las ratas del estudio ¿cuánto vino habría que tomar?

Dependerá de la variedad de vino en cuestión y por supuesto de la cantidad media de resveratrol en la uva de origen. En cualquier caso, dando por buenos los datos de Acenología (Revista de enología científica y profesional) el contenido medio de resveratrol total en vinos tintos, rosados, blancos y cavas es de 7,55 mg/L; 2,15 mg/L; 0,48 mg/L y 0,67 mg/L, respectivamente.

Dicho de otra forma, si bebes vino tinto habrás de tomarte diariamente 1.353 litros (1.804 botellas, botella arriba, botella abajo de tintorro); si bebes vino rosado, habrás de tomarte al día 4.753 litros (6.337 botellas); si lo que tomas es vino blanco, llegarás a una cantidad equivalente de resveratrol plimplándote 21.291 litros cada día (28.388 botellas) y si lo que a ti te va es el cava, habrás de arrearte 15.223 litros (unas 20.297 botellas).

Como ya estoy curado de espanto a estas alturas, desconozco si las fundaciones que recomiendan el consumo de vino por la salud, considerarán que estas cantidades entran dentro del concepto “consumo moderado de vino”. Sea como sea, estoy convencido que si decides acarrear semejante cantidad de vino diariamente desde el súper a tu casa… te podrás borrar tranquilamente del gimnasio, y es más que probable que no haga falta que te bebas nada.

Las "Chicas de oro" poniendo en práctica la información científica
Las “Chicas de oro” poniendo en práctica la información científica

Entonces, el trasladar los estudios realizados en modelos animales a conclusiones y recomendaciones para terrícolas humanos… ¿no es una barbaridad?

En muchas ocasiones sí, en otras no tanto. Esta en concreto es de las que sí y se cataloga como una barbaridad del tipo “templo”, en la que los medios de comunicación se han pasado y se seguirán pasando me temo, por el arco del triunfo, este sencillo análisis de la jugada. Incluidos todos esos medios supuestamente especializados en ciencia que han replicado la “noticia”

¿Hay algún estudio en humanos que haya tratado de replicar los resultados del estudio realizado en ratas?

Se realizaron varios precisamente a tenor del efectuado con las ratas de laboratorio… el caramelo era demasiado jugoso como para dejarlo escapar. Uno de los más relevantes y que curiosamente no sale en ningún medio de comunicación fue este, diseñado exprofeso tras conocerse el hecho con los roedores.

¿Cuáles fueron sus resultados?

Todo lo contrario a lo observado con las ratas. En este caso se eligieron 27 adultos mayores sedentarios a los que se dividió en dos grupos (los que harían ejercicio y tomarían el resveratrol y los que también harían ejercicio y recibirían un placebo). Para ser sincero, hay que reconocer que el resveratrol administrado tuvo un dosificación netamente inferior al de las ratas. Los humanos recibieron por sistema 250 mg/al día del resveratrol (sin tener en cuenta su peso), frente a los 146 mg por kg de peso corporal y día que recibieron las ratas. En cualquier caso las conclusiones no pudieron ser más claras:

Mientras que el ejercicio mejora la eficacia de varios parámetros de salud cardiovascular en los hombres de edad avanzada la administración de suplementos de resveratrol provoca que esos beneficios se diluyan.

Otra cuestión a tener en cuenta es que tal y como puedes ver, jamás en estos estudio se utilizó vino, siempre resveratrol. Algo a tener en cuenta cuando en todos los titulares se incluye el vino, nunca el resveratrol. Curioso.

Lo sé, os habéis quedado helados y cabreados
Lo sé, os habéis quedado helados y cabreados

¿Hay más estudios?

Sí, los tienes resumidos en esta lustrosa publicación de 2014, pero no te preocupes que te doy una frase lapidaria a partir de las conclusiones de todos ellos:

El uso de resveratrol durante la práctica de ejercicio tiene mucho de perjudicial y nada de beneficioso cuando se observan variables de la salud cardiovascular tales como la presión arterial, el perfil lipídico, la capacidad aeróbica o el balance de elementos vasoconstrictores y vasodilatadores.

Entonces, ¡los medios de comunicación son unos irresponsables!

Tú lo has dicho, no yo… ya te he comentado que yo prefiero llamarlo amarillismo-mediático-nutricional. En cualquier caso sería bastante fácil pensar, a la par que razonable, que los medios de comunicación, que no saben mucho de ciencia, se vean abrumados por las notas de prensa, comunicados y demás estrategias que utilizan los promotores del consumo de vino para hablar beatíficamente de sus productos.

¿Y que podemos hacer ahora?

Varias cosas, cada vez que veas esta noticia en un medio puedes mandar a dicho medio este artículo… o lo citas en redes sociales y le explicas. Esto no cuesta nada y aunque no rectifiquen pasarán un mal rato (supongo). Después de eso puedes mandar a tomar viento toda noticia buenrollista o que suene demasiado bonita como para creérsela. A partir de ahí, tranquilidad y buenos alimentos.

Yo después de esta me voy a disfrutar de una hora y media de ejercicio con los amigos… y ten por seguro que no habrá vino.

———————————————-

12 comentarios en “Una copa de vino tinto equivale a una hora de gimnasio, según un estudio (otra vez, el mismo)

  1. Con la cerveza pasa parecido afirmando que es buena para reponer sales una vez cocluido el ejercicio fisico.

  2. El problema es que los DN llevan lustros diciendo que la copita de vino es saludable. En la tan cacareada pirámide mediterránea dice cosas como esta:
    -Hay que comer 5 veces al día
    – La grasa saturada es mala
    – Comer alimentos con colesterol es malo
    – La base de la alimentación son las harinas
    – Una copita de vino es cardiosaludable.

    La gente que tiene 30-60 años, ha nacido y crecido con estos preceptos y los tiene bien inoculados en su mente. Pero resulta que ahora, estos mantras se van derribando poco a poco. Y los mismos DN que decían que comer harinas era tan y tan bueno y que la copita de vino era tan recomendable, ahora dicen justo lo contrario.

    Y encima lo decís como si la gente lo tuviera que saber. Os hacéis eco de ciertos estudios como queriendo decir que “cualquiera sabe que el vino no es sano”. Años y años publicando estos mantras y ahora resulta que estábais errados.

    Normal que la gente le cueste hacer el cambio de chip. Cualquier le dice ahora a su abuelo que lo del vino a lo mejor no es tan buena opción. O a su hijo que lo de las 4 galletas maría + bocadillo + plato macarrones + pan tp sería lo mejor para su salud.

    El día que los DN reconozcáis que habéis estado muchos años yendo en la dirección equivocada a lo mejor mucha gente os tomaría en serio.
    Y no hablo por un DN en concreto, sino en general.

  3. Buenas Robert,

    Gracias por tu comentario, aunque no esté del todo de acuerdo contigo. Dietistas-nutricionistas hay muchos, como médicos, albañiles y pilotos de aviones comerciales. Los hay mejores y peores en cada gremio y, por lo que a mí respecta, te puedo decir con el corazón en la mano que nunca me he posicionado como poseedor de la verdad absoluta. He defendido posturas de las que más tarde he tenido que renegar, y lo he hecho abierta y públicamente, no se me caen los anillos por ello. Precisamente por que se trata de ciencia y además de nutrición, quizá una de las más volubles de esas ciencias en las que las evidencias son en la mayor parte de los casos bastante débiles. Los cambios de los que hablas son inherentes a toda ciencia y, por ciencia que es, precisamente son esperables y deseables, lo conté en esta entrada http://juanrevenga.com/2012/11/la-maleta-de-asimov-o-por-que-lo-que-ayer-era-bueno-hoy-es-malo-y-viceversa/

    Por cierto, te diré que, al menos en mi caso jamás he defendido lo de la copita de vino saludable. Siempre ha habido argumentos para considerar esa recomendación como una absoluta imprudencia… el problema es de quienes o no lo han querido ver, no han reflexionado sobre el tema lo suficiente o, directamente, estaban en el ajo. Igual te interesa esta entrada sobre “prostitución nutricional” http://juanrevenga.com/2014/03/prostitucion-nutricional/

    El problema por tanto no es de los cambios per se, si no de aquellos que no están dispuestos a asumirlos o de los profesionales que creen que en todo momento tienen una verdad inmutable en su boca.

    Mi dirección, no sé si es la adecuada te gustará más o moenos, lo que sí te digo es que pasado un tiempo será otra distinta de la actual. Distinta quizá en el mensaje, pero igual en la intención de dar lo mejor en virtud de la mejor evidencia disponible en ese momento.

    Un saludo

  4. Hola Juan, no es tanto lo que digas o dejes de decir (no sé lo que pensabas o escribías hace 5 o 10 años).
    Simplemente constato un hecho que pese a reconocer que la ciencia avanza y que lo que ayer era negro hoy es gris, es normal que la gente de la calle, esté hecha un lío.
    Después de 30 años (por decir algo), de pensar que el vino era algo “sano”, que ahora sepan o lean que el vino, como alcohol que es, no tiene nada de sano, choca. Simplemente mucha gente no se lo cree ni se lo creerá.

    Igual con los cereales. Años y años diciendo que tenían que ser la base de la alimentación (pan, pasta, cereales, farinaceos de todo tipo..), y ahora, unos más al extremo y otros menos, pero casi todos los DN afirman que los cereales no deberían estar en la base.

    No sé donde leí en un estudio que un paradigma tarda unos 17 años en cambiar.
    Simplemente constato (por desgracia), que para que la gente entienda que ahora el vino, no es tan bueno, deberán pasar muchos años. Que por más que los DN afirmen ahora que el vino no es sano, la gente continuará erre que erre.

    Por poner una comparación podría decir que hasta ahora se nos dice que cuanto antes se empiece con el inglés tanto mejor. Y los padres apuntando a sus hijos a inglés a partir de P-3. Y que luego, 20 años después, nos digan, que no se trata de empezar antes el inglés, sino de empezarlo a partir de los 10-12 años que es cuando el niño empieza a dominar su propio idioma y por tanto es cuando puede empezar a aprender de forma eficiente y eficaz un segundo idioma.
    A la gente, cuando les cambias los esquemas de esta forma, se vuelve no-creyente en nada.
    SAludos

  5. Hola Juan

    Estoy haciendo un trabajo para la universidad en la que hablo sobre la influencia de la industria alimentaria en nuestros habitos en relación a la salud.

    Si no recuerdo mal, habia visto una de tus entradas que la que la OMS relacionaba una determinada proporcion de muertes con la mala alimentacion. No encuentro ese artículo por mas que lo he buscado. Lo necesito para usar el documento de la OMS como referencia. Un saludo y muchas gracias.

  6. ¡Qué necesarios son los profesionales como tú!

    Me inspiras a seguir dando el máximo en mis estudios de nutrición ^^

  7. Hola , seria interesante que publiques la fuentes, y si es posible enlaces a los artículos que haces referencia. Saludos

  8. Hola Enrique,
    Gracias por la “sugerencia”. Si algo caracteriza mi labor en el blog desde que empecé, es precisamente enlazar a todas las fuentes aquellos datos, opiniones y estudios que menciono en el blog, hasta el punto de que si no lo puedo enlazar, no lo llevo al blog. No sé cuál es el enlace que quieres obtener, pero creo que están todos (si tienes un ordenador en color, XD, es el texto de color azul.
    En cualquier caso, si quieres algo en concreto dímelo y haré lo posible por facilitártelo.
    Un cordial saludo.

  9. Ayer me hice 9 horas de gimnasio, en horario nocturno, y tengo una resaca acojonante…?¿?¿ A ver cómo se explica esto…o me he perdido algo??
    Es igual, me duele mucho la cabeza.

  10. Posiblemente o seguramente no será el mismo efecto que ir una hora al gimnasio. Esta es una manera de hacer un titular atractivo, pero lo que no podemos negar que el vino con moderación (1 copa de vino al día), tiene efectos positivos sobre nuestra salud.
    Yo no creo que vayan a salirme abdominales pero seguiré con mi copa de vino utiel-requena con la cena 😉

  11. Siempre volvemos a lo mismo, que si el vino, que si la cerveza, que si las carnes procesadas, que si los sulfitos… Cada día aparece un estudio nuevo y contradice los anteriores. Parece que son las marcas las que pagan estos estudios.
    Como todo buen nutricionista recomienda, la dieta mediterránea es rica y permite comer de todo en su justa medida y sin sobrepasarse y con eso nos tenemos que quedar, de todo pero sin pasarse

Los comentarios están cerrados.