La triste campaña de la Gasol Foundation y el Grupo IFA: “Los Súper Saludables”

La campaña “Los Súper Saludables” parte de la iniciativa de la Gasol Foundation aliada para todos los efectos con el Grupo IFA con el fin de hacer llegar a los más pequeños hábitos de vida saludable, más en concreto sobre alimentación.

La Gasol Foundation es, sobre el papel, una muy loable institución que describe textualmente tal que así su misión en su propia página web

Desde muy jóvenes, Marc y Pau Gasol han compartido el interés por la salud de los niños. Algunos de sus recuerdos familiares más preciados son aquellos que pasaron realizando juntos actividades saludables. Ahora ellos se esfuerzan, como parte de la labor de su propia fundación, en hacer todo lo posible para garantizar el mismo nivel de acceso y disfrute para todos los jóvenes de hoy en día […]

Unos objetivos francamente estimables que parten de una pareja de hermanos, los Gasol, deportistas de élite, que gozan de un gran prestigio entre la población general y no solo en lo deportivo. De hecho, yo mismo me maravillé de la existencia de esta fundación desde el mismo momento en el que tuve conocimiento y pensé que ya era hora que este tipo de iniciativas empezaran a hacerse un hueco. Sin embargo, en pocos días mi gozo acabó en un pozo. Esa frustración se debió no solo al conocer la forma de llevar a la práctica una de las principales acciones que ha emprendido esta fundación en España, sino también la forma de gestionar la comunicación con los consumidores. Déjame que te cuente.

Y hasta aquí el buen rollo

Los propósitos de la campaña “Los Súpersaludables” los puedes encontrar descritos en este enlace de la Gasol Foundation y en este otro en la web del Grupo IFA. Todo son palabras bonitas: aprender hábitos saludables a través del juego; cambiar la imagen que de determinados alimentos tienen los niños (en referencia a las verduras y hortalizas principalmente); promover una dieta variada y equilibrada; aportar una adecuada educación nutricional y demás.

colaboradores-supersaludables

La cosa se torció un poquito cuando en el portal del Grupo IFA se identifican las empresas colaboradoras de la campaña (imagen de arriba) a las que les une un denominador común: ser empresas que basan su negocio en elaborar alimentos altamente procesados, muchos de ellos con un pésimo perfil nutricional: refrescos azucarados, galletas ultraazucaradas, derivados cárnicos procesados, grasas, alimentos precocinados ricos en sodio o sal, postres y aperitivos procesados y súperazucarados, etcétera.

He de reconocer que haciendo uso de mi mejor fe pensé que si bien estas empresas eran colaboradoras y tal, sus marcas y logos se mantendrían al margen de los materiales promocionales. La Gasol Foundation no podía permitir esto. Pero no, me equivoqué de medio a medio. A los pocos días recibí el correo de un padre indignado que me hacía llegar las imágenes de los cromos que le habían dado a su hija dentro de la susodicha campaña. En su anverso estaban, oh desgracia, todas las marcas arriba ilustradas, y no en pequeño, a lo bestia. Y no era por ponerlos y pasar más o menos desapercibidos, no. El anverso de los cromos, con todos esos logos de marcas súper saludables  estaba diseñado para jugar al dominó con ellos. Algo así como si vosotros, Pau y Marc, os marcaseis un alley ooppero jugando contra niños de primaria. Lo que viene siendo abusar, en este caso de su confianza.

cromos-gasol-2

ally-oop

La verdad es que me entristecí bastante. No era una oportunidad perdida más, es que la campaña se dedicaba a hacer precisamente lo que se supone pretendía evitar, entre otras cosas alejar a los más pequeños de esas marcas con un pésimo perfil nutricional. Así pues me puse manos a la obra. Busqué y encontré el perfil de la Gasol Foundation en twitter y amablemente les pregunté directamente si no les parecía un contrasentido. Tardaron en contestar, dieron largas pero al final lo hicieron pidiéndome que trasladara mis dudas y preguntas a su correo electrónico. ¿Y que hice? Pues escribirles naturalmente, véase:

correo-gasol

Su respuesta, además de tardar diez días, fue bastante decepcionante. Por no aburrir, diré que no contestaron a las dos preguntas directas que les formulé y, en un correo de apenas tres líneas me remitieron este enlace como toda respuesta (que ya has visto más arriba). Y se quedaron tan anchos. Les respondí diciendo que no habían contestado, les llamé y hablé con una… ¿telefonista? rogándole que por favor me llamaran para así obtener alguna explicación… de eso hace más de una semana y no he vuelto  saber de ellos. Mientras tanto, habida cuenta del cierto revuelo que se generó en twitter, algunos usuarios de toda confianza me hicieron llegar algunos documentos gráficos espeluznantes de cómo se estaba utilizando la campaña de “Los Súper Saludables” en el punto de venta: la traca.

correo-gasol-2

La traca

Como digo, en algunos supermercados la campaña “Los Súper Saludables” (una campaña dirigida a niños, te recuerdo) se estaba utilizando para promocionar lo esperable: productos de los colaboradores tales como galletas Oreo, barritas hiperazucaradas de Hero, galletas Principe…

lineal-gasolunnamed

y… pásmate, también con cervezas y cerveza con tequila. ¿No me crees? allá va la foto en detalle.

gasolcerveza

Evidentemente esto se le hizo llegar a la Gasol Foundation por twitter de nuevo… su respuesta: nada, ni mú.

De lo que sí que parece que hay constancia es que el Grupo IFA lee a cierta comunidad twittera; al día siguiente del mosqueo twittero, esa cabeza de pasillo del supermercado ya no contenía bebidas alcohólicas “Súper Saludables” y para niños. Estas habías desaparecido y las estanterías solo albergaban bombas de azúcar, comercializadas en formato industrial.

lineal-2-gasol

 

Mi humilde petición y creo que argumentada

Con sinceridad no sé de quién es la responsabilidad, quizá sea compartida en esta concatenación de despropósitos, pero sugiero:

  • Que la Gasol Foundation se dedique a lo que indica su misión sin hacerle el caldo gordo a aquel sector de la industria alimentaria que es más culpable de la actual situación que desde luego un posible compañero para solucionarla.
  • Que la misma Gasol Foundation sea más amable en la realidad más allá de dejar alguna respuesta “bonita” en redes sociales o en el correo, asuma su responsabilidad y dé una réplica sincera a las críticas educadas.
  • Que los responsables del Grupo IFA (supongo) se corten un poco a la hora de promocionar bebidas alcohólicas con incentivos para los niños.
  • Que la industria alimentaria, si es tan buena como para empoderar este tipo de campañas, que tenga lo que hay que tener para poner el dinero (si lo pone) sin incluir su logo. Máxime cuando esos logos y los pretendidos fines de la campaña chirrían de forma escandalosa. Eso se llama auténtica Responsabilidad Social Corporativa. Un concepto (RSC) tan en boga como manipulado a día de hoy.

En definitivas cuentas Pau, de veras Marc, ya sé que lo vuestro es el baloncesto los triples y tal, y quizá por eso os han metido un gol como una catedral… y además “de caño” con esta campaña.

Como viene siendo habitual no voy a dejar de pasar la oportunidad de sugerir la posibilidad de que los actores implicados contacten con profesionales, en este caso dietistas-nutricionistas, que sin lugar a dudas podrían ayudarles a implementar este tipo de campañas con un mejor resultado o al menos con una mayor concordancia con los fines expresados.

—————————————–

 

28 comentarios en “La triste campaña de la Gasol Foundation y el Grupo IFA: “Los Súper Saludables”

  1. Tremendo Juan. No daba crédito cuando ví la foto en TW hace unos días, pero haciendo un esfuerzo por conceder el beneficio de la duda pensé que se trataba de algún error fruto de la incompetencia de algún encargad@ tarad@ del súper que puso (u ordenó poner) esa “estantería de los horrores”. Pero veo que no, que si hubiese sido un error puntual la propia empresa se habría disculpado, y que todo apunta a que el hecho de disfrazar de saludables y de amigos de los niños a algunos de los productos más nutricionalmente asquerosos (y lucrativos) que existen, es la línea a seguir de esta campaña.
    PD: no suelo escribir palabras malsonantes pero se está jugando con los peques de la casa y me supera.

  2. Se puede decir más alto, pero no más claro. Gracias por poner voz a lo que pensamos muchas personas y defender así a los más vulnerables, que son los niños.
    Un abrazo y gracias, Juan!!

    PD: Tiene tela… Personajes de frutas y verduras promocionando galletas, azúcar y alcohol. ¿En qué estaban pensando? ¿No deberían promocionar la sección de frutería, mejor? xD

  3. Este tipo de cosas me hace preguntarme si los propios hermanos Gasol se enteran mínimamente de lo que hace su fundación. O cualquier otro famoso con sus fundaciones, vaya. ¿Qué tipo de asesores tienen? ¿Nadie, NADIE, a su alrededor les puede avisar de que están promocionando cerveza en una campaña para niños?
    Como siempre, Juan, se agradece el esfuerzo. Contactar con fundaciones y empresas me da la sensación de que es hablar con un muro de hormigón. Hace poco contacté con una cadena de supermercados para preguntarles por qué no ponían el origen de sus aguacates, como sí hacen con otras frutas. La respuesta típica de palabrería, su compromiso, un enlace, blablabla… nada. ¿Para qué puñetas ponen entonces un servicio de atención al cliente?

  4. Gracias, Juan por el trabajo de investigación que te pegas.

    Parece que la fundación Gasol se ha convertido en auténtica Gasol-ina con la que quemar todos los principios éticos y aplicar el “todo vale”. Solo se me ocurre un calificativo para esta campaña: perverso.

    Un saludo!

  5. ¿No sera que las fundaciones de este pelo se hacen para ahorrar impuestos y nada mas?
    Que estos dos hermanitos solo se dejan asesorar por los buitres d turno q saben q tipo d mecanismo es el bueno para quedar bien y encima desgravar a Hacienda.
    Decepción total….hermanos Gasol a la lista negra.
    🙁

  6. A mi hijo le encanta la colección de cromos de los supersaludables , y la verdad es que oírle hablar de “pimiento man” “super manzana” “capitán brocoli” etc me hace ilusión, por lo menos van aprendiendo hábitos saludables. Entiendo que Nestlé es una empresa y se dedica a vender y a hacer negocio, pero por lo menos, los cromos son un paso. Somos los padres los que debemos inculcarles que de postre mejor una pera que un flan repleto de azúcar.

  7. 1. Gracias Juan por la impecable labor que haces, suscribo las palabras de Desiree, quiero pensar que los hermanos Gasol no saben lo que en realidad están promocionando, ya que si lo hacen sabiendo es aún peor, y claro que los padres decidimos en la alimentación de nuestros peques, pero si nos ayudan mejor.
    Lo dicho impagable tu dedicación.

  8. Hola Rock Lee,

    Gracias por tu comentario, pero no conviene mezclar churras con merinas. Mi post está lleno de argumentos y de pruebas para sostenerlos. Elucubrar como lo haces sobre los fines de la consabida fundación no me parece honesto, salvo que tengas pruebas. De otro modo me parece una forma poco conveniente de enturbiar la imagen pública de alguien. No nos dejemos llevar por la rabia de lo que conocemos y centrémonos en eso.

    Buenas Mayra Ramirez y demás,

    Muchas gracias por vuestras palabras de aliento y, en honor a la verdad, tenéis razón: mi dedicación impagable o no, no recibe un duro por ella.

    Un cordial saludo

  9. Muchas gracias Juan por explicarlo tan bien, con tanto respeto y claridad.
    Ya está bien. Deberíamos establecer un marco en el que todo esto fuera menos normal. Que un alimento que no fuera saludable no pudiera estar a menos de 2 metros de un rótulo que diga Supersaludable. Que las campañas de alimentación tuvieran código de autorización, que en franja infantil de televisión no se anunciaran procesados con más de un X % de azúcar…

    Pero claro, nos quedaríamos sin publicidad.

  10. buenas. desde aquí escribo ofendido. parece que a usted le importa mas la salud de los niños que lo realmente importante, y es que las empresas de comida basura ganen dinero.
    por favor, reflexione y deje trabajar tranquilo a los demás. no sabe lo difícil que es intentar engañar a los padres para que sus hijos tomen esas bombas hipercaloricas.
    muchas gracias.

  11. Hahahahah ingenuos…. de verdad os creeis que algun empresaurio se preocupa lo mas minimo por la salud de nadie? bueno pues claro que si, la de sus abultadas carteras obviamente… en fin un noble gesto de parte de Juan aunque desde mi punto de vista una perdida de tiempo, lo mas que vas a conseguir es un soborno si haces mucho ruido o que te quiten del medio a base de barritas hiper azucaradas 🙂

  12. Y digo yo… ¿nadie ha intentado difundir esta noticia directamente en las cuentas de Twitter y Facebook de Marc y Pau Gasol…? Por intentar hacer algo de ruido… Si de verdad están tan implicados digo yo que al menos intentarán tomar cartas en el asunto.

  13. las fundaciones de deportistas de renombre 8gasol, Nadal, Casillas…..) son simples INSTRUMENTOS DE DESGRAVACIÓN FISCAL sin ningun fin social real, les sale mas barato hacer el paripe con pseudofundaciones que pagar impuestos….

  14. Gracias por este post, pero estoy con los padres que alucinamos con lo interesados que estàn los niños con el juego y lo que estàn aprendiendo. Nos facilita y mucho la labor de educarle en una dieta sana.
    Por otro lado, los cromos no se regalan ni se les dan a los niños; se les dan a los adultos que hacen la compra y son los adultos los que eligen los alimentos que van a la cesta. Los cromos no van asociados a la compra de ciertos productos y son los establecimientos los que eligen cómo promocionarlos, no creo que deba echarse por tierra una campaña que SÍ està teniendo éxito entre los niños por la dudosa gestión que de ella hagan algunos comerciantes.

  15. Hola Juan. Te cuento mi experiencia con esta campaña que ha sido más que positiva y te explico porqué no ha tenido efecto el impacto publicitario que las marcas pretenden en mi hijo de 4 años. Te cuento cómo.
    Saliendo de uno de estos establecimientos el cajero le dio un montón de paquetes de cartas. A él le da igual de qué se traten las cartas, le hacen mucha ilusión.
    Me sorprendió mucho cuando abrimos el paquete que explicaban por ejemplo qué era la anemia, los beneficios del brócoli o cómo afectan las zanahorias a la buena salud dental. Leímos todas las cartas esa misma tarde y no prestamos la más mínima atención a los logos del reverso de la carta. A él no le interesan. Y como a mi tampoco no sería capaz de decirte tres de esos logos que han puesto dinero para la campaña.
    Esa misma noche teníamos para cenar solomillo con champiñones. Nunca se había comido los champiñones con gusto hasta ese día. La noche siguiente fue el pimiento rojo que acompaña al bonito lo que comió por primera vez con agrado. En gran parte gracias a esas cartas ya que durante la cena le comentábamos cuáles eran los beneficios de esos alimentos para su salud.
    ¡Me parecieron una maravilla y extremadamente útiles! Me recordaron estéticamente a aquellos dibujos de la tele de “La vida es así” con los que crecí y con los que tanto aprendí. Al parecer estos también ayudaban a mi hijo a aprender cosas útiles sobre su propio cuerpo. El niño sabe qué es la anemia y cómo combatirla gracias a las cartas. ¿No es eso genial?
    La diferencia para que esta campaña yo la considere un éxito y para otra persona pueda ser una intromisión en la alimentación de su hijo es que en nuestra casa usamos una palabra mágica: “NO”. Creo que la decimos más que “SÍ”. Claro que el niño nos pide bollos, chuches, bebidas azucaradas y muchas otras cosas que no queremos que se meta en el cuerpo. Como todos los niños. Y claro que a veces se cabrea porque no se lo damos. La diferencia es que le decimos que no y porqué no.
    Otra diferencia importante es que en ese establecimiento no hacemos más compra que la de la leche, yogures y algunas conservas. El niño conoce al pescadero, a la charcutera, al frutero, panadero o pollera del mercado del barrio, donde hacemos la compra 3 veces a la semana.
    Igual que no podemos dejar que el colegio se encargue de toda la educación de nuestros hijos, tampoco podemos permitir que las marcas decidan qué comen nuestros hijos.

  16. Gracias Juan! Me quedé anonada cuando a mi hija su tía le regalo estos cromos y los abrimos!!! Cara de boniato se me puso! Y mira que la idea es muy buena, cómo pueden empañarla así!!!
    Gracias por no cansarte de luchar!! Aunque la lucha sea ardua y constante!

  17. Cuando me encontré estos cromos también me sorprendí de que marcas de alimentos procesados industrialmente trataran de inculcar hábitos de nutrición saludables. Como dices, es muy cínico.

    Pensando en fines comerciales, son los adultos y no los niños los que hacen la compra, lo que concuerda con que regalen cromos al comprar cerveza, por ejemplo. Pero, para ser coherentes, tendría sentido que dieran cromos al comprar pimientos y no Oreo. Esto quiere decir que, bien a consecuencia de adultos que no ven el engaño o de niños que insisten en comprar estas marcas para/debido a tener cromos, se incentiva la compra de dichas marcas y, lo que es peor, se asocia erróneamente a algo saludable. Parece una táctica comercial más sin muchos escrúpulos.

    Sin embargo, se puede hacer otra lectura. Aquél que compraba estas marcas antes de los cromos, al leerlos ahora puede llegar a la conclusión de que es más saludable comprar frutas y verduras que lo que estaba comprando. Pero esto supondría que esta persona es suficientemente racional y astuta como para haberlo descubierto antes sin necesidad de haberlo leído en un cromo. Por esta razón y porque está demostrado que la publicidad funciona mejor que el raciocinio, reitero la conclusión del párrafo anterior.

    Quizás sí se pueda sacar algo bueno de ellos. Para padres avispados que se hayan dado cuenta, lo mejor sería decirle a los niños que lo saludable está a un lado del cromo (frutas, verduras…) y lo malo en la otra cara (donde se encuentran las marcas).

    Ahora bien, no sabía que los Gasol tuvieran nada que ver en todo esto y probablemente ni ellos lo saben (ni lo quieren saber). Los deportitas (o sus representantes) suelen crear este tipo de instituciones a la mitad o final de su carrera, normalmente fundaciones para pagar menos impuestos, a modo de pensión. No importa mucho lo que diga que hace esta institución, lo que importa son los ingresos mientras que parezca que hace algo mejor para el mundo.

    En este caso, está claro que hay una colaboración con el grupo IFA. Si quitaran sus marcas no ganarían nada, bastante es que se hayan esforzado en halagar las frutas y verduras por un lado de los cromos. No podemos pedirles que le prendan fuego a sus almacenes.

    Como con muchos otros temas, me parece un problema de falta de criterio y crítica por parte de la mayoría de la población que no sepas qué estás comiendo y por qué, por mucho que te vendan la moto. Y lo digo yo, que como más dulce y menos verdura de lo que debiera, pero sé que lo estoy haciendo y prefiero comprar la marca blanca que, aunque mierda, por lo menos es mierda más barata.

  18. Hola Juan. Te cuento mi experiencia: vi el anuncio en la tele y pensé ‘coño, al menos algun famoso se preocupa de eso!’ y al día siguiente cuando fui al super al pasar por caja sin comerlo ni beberlo (no había visto publi en las estanterias la verdad… hay tanta que ya ni me fijo en ella jaja) me preguntaron si tenia críos pequeños (tengo 3, de 4/7/12 años) y me regalaron un porrón de sobres de estos. Ni se me ocurrió relacionarlo con el anuncio la verdad. Se lo doy a mis hijos cuando llegué a casa y…¡enganchados los tengo! He tenido que ir a buscar dos veces un album que dan tambien para clasificarlos y en los 2 supers del barrio me dice que se han agotado, que todas las mamás vienen a por ello… Y lo entiendo, que quieres que te diga. Mis hijos se pasan el dia que si consola, que si tele, que si juegos de guerreros… ver que al menos durante una temporada se centran (ellos y sus amigos del cole) en jugar a cromos más sanos y escucharles luego soltar cosas del estilo ‘mamá tu sabías que el pimiento me va bien para que no me falten fuerzas? A mi ponme para cenar, que mañana hay partido y hay que ganar!!!’. Que quieres que te diga, emociona. Para padres y madres como yo que vamos todo el día corriendo y no tenemos el suficiente tiempo en pensar cómo les explicamos cosas sobre los alimentos, esta iniciativa me parece fantastica. Escucho a los niños hablar de alimentos que ni yo sabía que ellos conocian y lo mejor… me van dando lecciones de conocimientos!!! De vez en cuando sueltan alguna del estilo ‘bah, mama no lo sabe porque no tiene los cromos, seguro que no sabe ni que son los ARANDANOS’. Con 4 años!!!!! Me alucina. Si te soy sincera ni yo me habia parado a mirar los productos de detras – y ellos menos. Mis niños al menos se toman el zumo tal y no tienen ni idea de relacionarlo con una marca que se llama Juver. Ni tampoco lo veo malo: para que me entiendas ellos saben que el Domingo pueden tomar fanta, entresemana no, solo agua y zumos hechos en casa. Pues ver la marca al reverso del cromo no les hace pensar ‘ah claro, me intentan educar hábitos saludables pero detrás hay un logo de una bebida alta en azucares que solo puedo tomar los domingos… que cabrones estos de Ifa/Gasol/Condis/Consum etc….’ pues lo siento pero no. Me parece fantastico ( de verdad te lo digo) que hagas articulos asi: hay que poner los puntos sobre las íes para que no se calienten y no mezclen la campaña con bebidas alcoholicas etc, pero te digo que para mis hijos y los hijos de mis amigos del grupo están aprendiendo mucho. ¿Y al final todos queremos eso no? Un abrazo y a seguir con la labor!!!!!!

  19. Me regalaron bastantes sobres con esos cromos hace unos días. Cuando vi las marcas que estaban escritas por detrás asociadas a la palabra “supersaludables” pensé que ningún niño se merece este engaño. Asociar esos dos conceptos, mediante unos cromos repartidos entre la población “de forma gratuita”, es una forma de publicidad engañosa dirigida a los más pequeños e indefensos.
    Yo los he tirado pero recomiendo a quienes los usen que tapen las marcas comerciales antes de utilizarlos, explicando a los niños el por qué lo hacen.

  20. Cada una de tus frases había pasado por mi cabeza al ver la campaña en mi súper. Gracias por el esfuerzo de luchar por la salud de verdad, no por estrategias manipuladoras y deshonestas.

  21. Me parece bien lo que cuentas, pero crees entonces que estos supersaludables sólo deberían estar en las verduras (y no en todas), frutas, hortalizas, pavo y demás? A veces sacamos las cosas un poco de quicio y los cromos, peluches y demás cuestan bastante dinero que tienen que sufragar las marcas. Tal vez las marcas están mal elegidas, no lo discuto, o tal vez otras marcas “más sanas” (lo entrecomillo porque alucinarías con la salubridad de algunos de esos productos, con la explotación que ejercen sobre personas de pocos recuraos y demás) no quieren poner ni un duro para hacer que estos supersaludables sean más coherentes. Tu artículo, si bien es interesante, es bastante frívolo por varios motivos, como por ejemplo la imagen de las cervezas. Te explico: en un supermercado esas etiquetas se colocan de manera casi mecánica, por eso corrigen sus errores. También pones después el colacao, que se ha tomado toda la vida y nadie lo ha considerado un veneno o una bomba de azúcar como argumentas tú. Me alegra que haya personas como tú, que piensan y reaccionan, que critican, porque es la única manera de hacer que las cosas cambien, pero eres demasiado tremendista. Si tienes a tus hijos comiendo todos los días oreos, pues eres mal padre, pero de vez en cuando… No creo que sea algo tan grave. Igual me equivoco, pero cuando a uno le dan siempre la razón acaba creyendo que siempre la tiene. Yo soy el anverso, como el de los cromos que le encantam a mi hijo y cuya parte importante (la cara a) es muy interesante y didáctica, nada que ver claro con las marcas del diablo que figuran en su cara b. Sin más, muy interesante tu opinión, porque es una opinión y no una verdad absoluta, así que volveré a visitarte para que entre tantos elogios también aprendas de las críticas, de muy buen rollo por cierto. Un abrazo.

  22. Gracias Sucede por tu comentario, me gustan este tipo de críticas. No comparto parte de ellas, pero lo entiendo y anoto. Será un placer que te pases por aquí, leas, compartas y dejes tus opiniones. Así, sí.

    Saludos!

  23. Gracias a ti Juan!
    Necesitamos siempre esa parte reactiva aunque no estemos de acuerdo punto por punto, para que entre todos busquemos el equilibrio y mejoremos nuestro entorno.

    Un saludo!

Los comentarios están cerrados.