La transición nutricional (artículo en la revista CLAVES)

A primeros de 2023 se publicó el nº 286 de la revista “CLAVES de razón práctica” en la que tuve el placer de colaborar.

En concreto, este número dedicó su portada a la “Alimentación”, así a lo bruto y en mayúscula, pero desde una perspectiva más social y cultural que “científica”. Es decir, hablando más de costumbres, cultura y evolución que de nutrientes y ácidos grasos. No sé si me explico.

El caso es que ha sido una oportunidad estupenda para escribir sobre algo que hasta la fecha no había tenido ocasión, aunque sí muchas ganas: La transición nutricional.

No voy a replicar aquí el artículo porque este ya está escrito y, con el permiso de los editores, reproduzco aquí la portada, el índice y las 8 páginas de las que soy autor.

En este enlace puedes acceder al documento entero y en estos otros a cada una de las páginas por separado: página 1, página 2, página 3, página 4, página 5, página 6, página 7 y página 8.

Desde aquí muchas gracias al equipo de edición de la revista CLAVES por invitarme a colaborar.

Pulsa en cualquiera de las imágenes para acceder al texto completo


4 comentarios en “La transición nutricional (artículo en la revista CLAVES)

  1. Me ha gustado mucho el artículo. ¡Enhorabuena! se agradece la reflexión del alejamiento actual de la dieta mediterránea y sobre todo, el hecho de que se crea generalmente que se come bien, cuando si preguntas, la mayoría no alcanza ni lo mínimo de consumo de fibra, verduras o frutas. Es la realidad y cómo todo está repercutiendo en enfermedades no transmisibles. Gracias.

  2. Muy interesante, don Juan. Admirable polivalencia la tuya, capaz de escribir un artículo de corte académico como este, y por otra parte, perpetrar un podcast tan interesante como informativo como “payaso” (desde el más absoluto cariño).
    Coincido con lo que apunta Maribel como la reflexión más importante: si no eres consciente de tu problema, mala solución te espera. Pero es que en general, lo de la autocrítica lo llevamos mal. “Yo no como casi nada”, “bebo lo normal”, “alguna cosilla de vez en cuando”…

  3. Muchas gracias Maribel y Javier,

    Permitidme que os responda en el mismo mensaje. Yo estoy fascinado con el trampantojo mediterráneo que nos están haciendo creer, y cómo se nos anima a seguir un estilo de vida que incluye factores dietéticos, que en realidad son inalcanzables en la actualidad (para lo bueno y lo malo. Qué bueno sería que nos dejáramos de tonterías mediterráneas, asumiéramos nuestra realidad dietética y obráramos en consecuencia.

    Insisto, gracias por vuestras palabras. Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *