Cita en Comando Actualidad con “Cada uno con su dieta”

El pasado 20 de enero se emitió el reportaje “Cada uno con su dieta” dentro del programa Comando Actualidad en el que se dio cita un muestrario de algunas de las soluciones más absurdas que ciertas personas están dispuestas a adoptar con el fin de adelgazar o de mejorar su imagen o salud a través de la alimentación, la actividad física y de ciertos tratamientos estéticos.

 

Y allí estaba un servidor (minuto 17:48) entre tanto maremágnum absurdo para aportar mi perspectiva desde lo que, yo al menos entiendo, como la racionalidad.

El reportaje empieza con un sopapo en toda la cara trayendo a colación la supuesta estrategia adelgazante consistente en hacer creer a los incautos clientes mediante hipnosis que están siendo sometidos a una operación de cirugía bariátrica. Fue un tema que traté en este post no hace demasiado y que, hay que reconocer, impresiona cuando se ve en directo. Me refiero a la desfachatez de algunos, no porque en la “operación” haya sangre.

A continuación, no menos indignante desde el prisma de los estándares de la sensatez, se  retrata la experiencia de una pareja de licuarianos, que abrazan el pranismo o respiracionismo y que, si no sabes lo qué es esto último, son opciones no alimentarias que se resumen de forma sublime en las palabras de uno de los protagonistas:

Hay una fuente más sutil de alimenatión [más allá de los alimentos líquidos y sólidos] que puede ser la propia respiración. Es decir, tomar los principales nutrientes que están en suspensión en el aire. Toda la humedad del aire, toda el agua del aire. Extraerlo de ahí.

Chupifantástico. Como imagino que te habrá sabido a poco, tienes mucha más información en estos dos post (aquí, y aquí) en los que abordé esta cuestión espiritual-alimentaria-psicodélica que es el respiracionismo.

En cuanto a mi intervención, de la que estoy agradecidísimo a la dirección del programa y más en concreto a Julia Varela, la reportera de este fragmento, he de decir que lamento que estuviéramos grabando más de dos horas, hablando de un montón de cuestiones candentes en el terreno de la alimentación y de la dietética y que solo aparecieran apenas 5 minutos. Bueno, es lo que tiene la TV, lo sé, pero me fastidia especialmente que se omitiera mi parecer (porque se me preguntó) de la denominada dieta del vino tinto y el jamón ibérico. Resalto este caso porque sin ir más lejos estuvo presente en otro espacio de este programa, en concreto en el titulado “Navidad carnívora” (min 35:38) con impostor incluido ejerciendo (pasando consulta dietética) de profesional sanitario para regocijo de los medios de comunicación… algo que a este personaje se le da bastante bien desde hace tiempo.

Julia Varela con un servidor
Julia Varela con un servidor

Bueno, fuera como fuese, luego en el reportaje llegaron paleo-modas, tendencia de la que puedes consultar mi opinión aquí y aquí; veganismos desustanciados (todo mis respetos para aquellos veganos serios) expresados con lapidarias frases como la de no comer nada que tenga madre u ojos (para conocer mejor mi parecer sobre el veganismo invito a visitar este post u este otro); técnicas de medicina estética de escasa (algunas nula) relevancia clínica en el tratamiento del sobrepeso o la obesidad, la tendencia denominada curvy (no estoy muy puesto) pero que viene a ser algo así como poner en alza las curvas de personas, principalmente mujeres, con medidas “contundentes”.

A mí y a modo de resumen se me quedó un sabor agridulce, lo reconozco. Bueno por aquello de estar en un programa de reconocida audiencia diciendo lo que quiero decir (y no otra cosa); pero no tan bueno por contrastar, una vez más, la peligrosa equidistancia a la que algunos formatos periodísticos nos obligan. Me explico, me da miedo pensar cuántos espectadores después de ver el programa habrán considerado como buenas, como factibles, algunas de las absurdas (y no poco) propuestas que se emitieron y sobre las que en mi opinión no se dio un adecuado contrapunto para ponerlas en su lugar.

En cualquier caso reitero mi agradecimiento a la dirección del programa. Más dietistas-nutricionistas hacen falta en este tipo de espacios cuando de lo que se habla es de comer o no comer.

———————————–

10 comentarios en “Cita en Comando Actualidad con “Cada uno con su dieta”

  1. Fue un gusto que al menos esta vez pusieran un poco de contraste con la información más llamativa. Pero como dices, hay un claro desequilibrio. En mi opinión, tratándose de un tema de esta importancia, cada una de esas opciones más o menos radicales, o poco comunes, debería contrastarse con una opinión científica fundamentada. Eso sí que sería un reportaje serio. Quizá menos morboso y llamativo, claro.
    Un placer ver esos cinco minutos de normalidad 🙂

  2. No se si has hablado alguna vez de la “Dieta de los Gremlis” (nombre que me he inventado), o sea la de no comer determinados alimentos a partir de determinadas horas. No la conozco bien pero me gustaría saber si es horario solar o del meridiano de wrewich, que pasa si haces un viaje transoceanico o simplemente cambias de huso horario… y sobre todo si te sale cresta y te vuelves malvado si comes los hidratos a partir de determinada hora…
    Es que el otro día le preguntó una compañera de trabajo a mi marido (sabiendo que su mujer es nutricionista) y entre varios compañeros (tras decir mi marido que su mujer, o sea yo) no creia en sandeces como esa o la paleodieta, se les ocurrieron unas chorradas muy divertidas.
    La paleodieta es antes o despues del fuego (hay que comer la carne cruda?), si es despues del fuego no se puede utilizar horno ni aceite? hay que comer los animales de esa epoca (los mamuts se han extinguido hace un tiempo) o solo los que nos encontremos por la calle?
    Como ves hay para un par de post… ya les he dicho que como no encuentro trabajo de nutricionista tal vez me contraten para darles temas chorras para que se rian en el café.

  3. Gracias Sonia y Javier,

    En respuesta a la primera, te diré que ya he abordado en el blog el tema da la paleodieta en dos post (citado en muchos otros), son este de aquí http://juanrevenga.com/2015/07/no-te-preguntes-si-alguien-sigue-la-dieta-paleolitica-el-te-lo-dira/ y este otro http://juanrevenga.com/2015/09/video-que-desmonta-la-dieta-paleolitica-y-saca-lecciones-practicas-en-apenas-20-minutos/
    Con respecto al tema de la hora de la ingesta o de la toma y su composiución solo he dedicado un post centrado en el redundante, cansino y desustanciado mundo de los hidratos de carbono, lo tienes aquí http://juanrevenga.com/2013/05/nutricion-area-51-las-cenas-sin-hidratos-de-carbono-ayudan-a-adelgazar/

    En respuesta a Javier, comentar que el formato del programa no es más indicado para lo que sugieres y, en este sentido he de decir que tampoco es el que más me gusta. Tienes algo más sensato en este programa de “Documentos TV” (con un formato netamente distinto) en el que también aparezco http://juanrevenga.com/2013/12/cita-en-documentos-tv-con-la-alimentacion-del-futuro/

    Muchas gracias a ambos por vuestras aportaciones. Un cordial saludo

  4. Aluciné con él programa cómo se nota que vivimos en el primer mundo y que algunas personas pueden jugar con la comida. En fin que hay gente para todo.
    Dos cositas quisiera conocer tu opinión sobre los venenos blancos y me gustaría saber cómo contactarte para pasar consulta sobre algún problemilla dietético que me preocupa, vivo en Tudela y podría acercarme a Zaragoza sin problema, gracias.

  5. Buenas Jimena,

    Sobre los venenos blancos te recomiendo leer a modo de resumen las entradas que le ha dedicado, Miguel Lureña (gominolas de petroleo), un buen profesional, al mito de “los 5 venenos blancos” http://www.gominolasdepetroleo.com/2014/12/el-mito-de-los-cinco-venenos-blancos-ii.html#uds-search-results

    Con respecto a contactar conmigo, lo puedes hacer desde esta misma página web a través del enlace “contacto” (http://juanrevenga.com/contacto/) que está en la parte superior de esta página.

    Un cordial saludo,

  6. Para una vez que se emite la opinión de un profesional cualificado en una televisión pública, únicamente sea durante un par de minutos.
    Es triste ver que en pleno siglo XXI hay gente con opiniones, muy respetables por cierto, que están volviendo a épocas pretéritas de ignorancia y oscurantismo.
    Desconozco que enfermedades podrían generar esos desequilibrios tan grandes de nutrientes en un organismo humano.

  7. Tú no podías hacer más, Juan. El problema, como dices, es la falsa equidistancia. Es como si invaden tu casa unos tipos y el juez dice que, en justicia, hay que dividir tu casa entre ambas partes ocupantes. Es obligación de la periodista (Yo llevo treinta años en la profesión y sigo avergonzándome de ella) separar la paja del grano y otorgar a tu entrevista un valor de referencia distinto a la opinión de todos estos aventureros y timadores de ocasión. No le podemos pedir más a la audiencia si el programa no pone a cada uno en su sitio previamente, del mismo modo que un creacionista y un evolucionista no son “dos opiniones igual de respetables”. Un saludo y mi felicitación por este blog cargado de Razón y sentido común.

  8. Toujours aussi passionnant et tellement diversifier, je suis heureuse moi qui suis invalide vous m’apportez que du bonheur. Continuez ainsi !

Los comentarios están cerrados.