En salud, «la unidad» es dos: alimentación y ejercicio

Bueno, al menos dos de los elementos más importantes.

En realidad con esta entrada voy a transgredir el claro ámbito marcado por las cuestiones alimentarias, la nutrición y la dietética. Pero es que no me resisto a compartir con ustedes este espectacular vídeo.

Espectacular tanto en su factura, visualmente muy atractivo; como en sus contenidos, aportando verdades como puños, con contundencia, sobre los beneficios de seguir un patrón de vida más activo que sedentario. Nótese que no he mencionado el concepto «deporte«. Si está, el deporte, me refiero, pues fenomenal, bien recibido será, pero el acento es importante ponerlo en ése estilo de vida que incorpora cierta actividad física adecuada a las circunstancias de cada cual, más que en apuntarse (e ir, porque esa es otra) al gimnasio tres días por semana o al hacer deporte sólo y de forma más o menos intensa los fines de semana.

En definitiva magnífico vídeo motivacional y con una pregunta en el aire: ¿son ustedes capaces de destinar sólo 23 horas y media al día a trabajar, dormir y atender otros compromisos (hijos, familia, etc.)? Si es así con la media hora que sobra, es recomendable destinarla a lo que sea que nos mantenga «activos», en movimiento. Los posibles beneficios son interesantes.

Vaya mi agradecimiento para un compañero de profesión Álex Pérez Caballero que me hizo llegar el vídeo a través de su blog, Piscolabis