Timeo danaos et dona ferentes (Temo a los griegos incluso cuando traen regalos)

(Artículo con contenidos descargables)

El presente artículo es fruto de mi participación hoy en el 5º Foro de Reflexión Gastronómica de Aragón que ha tenido lugar en Zaragoza. En esta edición el tema central ha girado en torno al binomio gastronomía y salud, siendo la relación que estos elementos mantienen, la clave para una vida plena de disfrute, placer y confort.

En mi intervención en la mesa de debate sobre «La exageración de los peligros de comer» he centrado mi discurso en esos riesgos que más allá de los conocidos pasan desapercibidos a los ojos de una buena parte de la ciudadanía y que por lo tanto son o pueden ser más graves precisamente por lo desconocidos que se presentan a nuestros ojos o que, peor aún, no toman la presencia de tales peligros sino, más al contrario, como soluciones buenrollistas.

Caballo de Troya

Así, más allá de las intolerancias alimentarias, de las alergias, de las deficiencias nutricionales y del ambiente obesogénico, de los contaminantes químicos (como el bisfenol A)… riesgos más o menos asumidos por casi todo el mundo, he traído a colación cuatro ejemplos de verdaderos peligros, o al menos mucho mayores en su magnitud cuando se compara con los anteriores.

En primer lugar he hecho referencia al nutricionismo arrojadizo que se puede ver en este post. He continuado mencionando la histérica y falaz industria del adelgazamiento exprés (disponible en este post); para continuar con la infoxicación intoxicación de la información a la que tan frecuentemente nos tiene acostumbrada una publicidad con visos de ilicitud lo que puedes contrastar en este otro enlace.

Por último, y como plato fuerte, he hecho mención y he compartido con todo el foro las duras palabras de la Directora General de la OMS al respecto de las más que feas, cuestionables y peligrosas relaciones que mantiene la industria alimentaria (en especial la del azúcar y la del alcohol) con las administraciones sanitarias y de esta forma terminar por arreglar a su antojo las políticas de salud más elementales en materia alimentaria dirigidas a los ciudadanos. Algo que ya puse de relieve en el post “Todo podrido: los intereses de la industria alimentaria distorsionan las políticas de salud pública”.

No han faltado los ejemplos de los que buena parte puedes descubrir en el artículo “Plan HAVISA: curioso plan para promocionar hábitos de vida saludables” o en el de “Sellos y logos “científicos” en los alimentos: ¿avalan o avisan?

He terminado aportando más fuentes de información con la que poder seguir ahondando en este proceloso camino de los peligros… más peligrosos. Para ello he recomendado la lectura del informe de VSF Justicia alimentaria global “Confiad en mí”, el imprescindible documental brasileño “Más allá del peso” y, cómo no, el soberbio informe sobre la cuestión de la obesidad en el mundo recientemente firmado por The Lancet.

Por acabar con buen sabor de boca entre tanta basura publicitaria incluida en mi intervención quise acabar con el mensaje implícito en este post (y su anuncio) al respecto de lo que ocurre (o debería ocurrir) alrededor de la mesa.

En línea con mi reciente decisión de compartir los contenidos de mis intervenciones te dejo aquí un archivo descargable con la presentación íntegra.

Recuerda que también te puedes descargar mi intervención en NAUKAS KIDS 2015 en este enlace.

———————————————————

Premios Bitácoras 2015Si te gusta El Nutricionista de la General me harás muy feliz si votas sus contenidos al Premio Bitácoras 2015 al Mejor Blog de Salud e Innovación Científica. Puedes hacerlo en este enlace
¡Gracias!

 

———————————————————

Imagen: Histoire des jouets vía Wikimedia Commons

Un comentario en “Timeo danaos et dona ferentes (Temo a los griegos incluso cuando traen regalos)

  1. Efectivamente, estamos tan obsesionados con los rollos conspiranoicos (que si la agricultura convencional –frente a la ecológica– nos envenena, que si los transgénicos…) que no vemos lo que sí existe. Nos da miedo comernos un tomate pero… yo he visto gente a mi lado en la barra echar el sobre de azúcar al cortado de leche condensada… Respecto a tu intervención en Naukas Kids, la he visto y me ha encantado. Me emocionaron especialmente las preguntas y reacciones de algunos niños, como la niña que pregunta porque no sabe qué hacer con los gomets sobre el plato saludable.

Los comentarios están cerrados.