Quién es quién en dietética y nutrición (y en España)

Identificar a cada profesional sanitario en base a sus conocimientos de nutrición es cuando menos una labor controvertida, y cuando no, un lío de padre y muy señor nuestro.

 

Casi siempre está claro... menos cuando hay que obtener un buen consejo nutricional
Casi siempre está claro… menos cuando hay que obtener un buen consejo nutricional

Seamos sinceros, salvo en el caso de los propios implicados (y aun así hay discrepancias) el ciudadano de a pie no tiene nada claro quién es quién en estas cuestiones. En el presente post se tratará de aclarar la formación y en cierta manera los conocimientos y perspectivas profesionales de cada uno de los “expertos en nutrición” y en base a la actual legislación.

De hecho y más allá de los propios profesionales, uno de los mayores problemas en este terreno es que según parece todo el mundo es capaz de opinar, y lo hace sin ningún problema, sobre las cuestiones dietético-nutricionales. Siempre se ha dicho aquello de que todos los españoles llevamos dentro un entrenador de fútbol y un político a la hora de opinar… a lo que añadiría que de nutricionistas interiores tampoco andamos nada mal.

El tema, como ya adelanto, no es sencillo. Lo primero de todo se hace preciso señalar aquellas formaciones que, por sus características en el marco de una formación reglada, terminan por otorgar una titulación oficial intrínsecamente relacionadas con las cuestiones nutricionales.

Titulaciones oficiales intrínsecamente vinculadas con la nutrición y dietética

Existen tres títulos académicos, que estando oficialmente reconocidos, encuentran ya en su propia denominación una estrecha relación con la nutrición y llegado el caso con la dietética:

  • Graduado Universitario en Nutrición Humana y Dietética: El título como se puede observar fácilmente ya da una idea de la formación que recibirán estos profesionales durante 4 cursos académicos. Se trata de un grado universitario reconocido en la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS 44/2003) con lo cual se trata de un profesional sanitario que “desarrollan actividades orientadas a la alimentación de la persona o de grupos de personas, adecuadas a las necesidades fisiológicas y, en su caso, patológicas de las mismas, y de acuerdo con los principios de prevención y salud pública”. Esta titulación deriva de la antigua diplomatura universitaria en nutrición humana y dietética, y los profesionales con este título se denominan “dietistas-nutricionistas”. Este Grado oficial, conducente a una profesión regulada, se puede cursar a día de hoy en más de veinte universidades españolas.
  • Técnico Superior en Dietética: De nuevo la propia nomenclatura ya da idea de la especificidad de la formación recibida. En este caso se trata de estudios de formación profesional de grado superior, también de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y con una duración de unos dos años. Esta titulación se encuentra recogida así mismo dentro de la LOPS 44/2203 como una profesión del área sanitaria con formación profesional. Su competencia general es “Elaborar dietas adaptadas a personas y/o colectivos y controlar la calidad de la alimentación humana, analizando sus comportamientos alimentarios y sus necesidades nutricionales; programar y aplicar actividades educativas que mejoren los hábitos de alimentación de la población, bajo la supervisión correspondiente”. Su correcta denominación profesional es “técnico superior en dietética” y el título se puede obtener en los diversos institutos y centros que ofrezcan Formación Profesional en los que existe la posibilidad de estudiar la FP de Dietética a distancia.
  • Especialidad en endocrinología y nutrición: En este caso estamos ante una especialidad médica, es decir, se precisa que los profesionales estén en posesión de la licenciatura o grado en medicina. Se trata pues de una titulación verificada por el Consejo Nacional de Especialidades Médicas y que por supuesto también se encuentra recogido en la LOPS 44/2003. Entre sus competencias generales y formación se encuentra “el conocimiento teórico y práctico de las correspondientes técnicas diagnósticas, medidas dietéticas y terapéuticas así como las normas de Medicina Preventiva relacionadas con estos campos. El especialista en Endocrinología y Nutrición es el competente para atender tanto de forma ambulatoria como hospitalaria, todas las patologías que corresponden a la especialidad a lo largo de todo el ciclo vital”. Ni que decir tiene que en este caso la formación está enmarcada en un plan a más largo plazo de los profesionales y que su obtención estará asociada a la formación de aquellos médicos residentes que hayan obtenido plaza en esta especialidad. Su denominación será de “especialista en endocrinología y nutrición”.

Foto Dietética

Otras titulaciones oficiales con contenidos en nutrición y dietética

Existen otras titulaciones oficiales, muchas de ellas sanitarias -pero no todas- que incluyen en su currículo formativo pequeñas pinceladas (pequeñas en comparación con las anteriormente citadas) sobre cuestiones dietético-nutricionales. Las más evidentes son las de los Grados en Farmacia, en Enfermería y llegado el caso el de Fisioterapia o el de CC de la Actividad Física y el Deporte. En la mayor parte de los casos a partir de asignaturas aisladas, relativamente cortas y en ocasiones optativas (es decir que no son obligatorias y unos alumnos las cursarán y otros no). A diferencia de las anteriores este tipo de titulaciones no hace “especialistas” ni “expertos” en nutrición o dietética a quienes las poseen, al menos a priori  y salvo especialización posterior, tal y como reflejé en esta entrada (con sentencia del Tribunal Supremo incluida). De hecho, su denominación profesional será aquella que posibilite su título, es decir, de profesionales de la farmacia, enfermería, fisioterapia, etcétera. Para que se entienda bien, sucede igual que con algunas de las asignaturas que podemos encontrar en el Grado de Nutrición Humana y Dietética o de Técnico Superior en dietética… por ejemplo las de fisiopatología o farmacología, y que a nadie se le ocurriría pensar que terminaran en la obtención de competencias como las de un profesional de la medicina o de la farmacia (a pesar de su nombre).

Además, es muy posible, y en realidad relativamente frecuente, que estos profesionales cursen estudios posteriores de master o posgrado en los que la nutrición y dietética sean materias principales (por decir algo y para que me entiendas, Máster en Nutrición Clínica). En esos casos su formación anterior prevalecerá en su denominación profesional, pudiendo matizarla en cada caso con el título del máster que hayan cursado. En resumen y en mi opinión, estos no serían profesionales de la nutrición y de la dietética como sí lo serían los del primer epígrafe. Al menos desde el punto de vista académico y formal.

Otras acreditaciones (no oficiales)

Más allá de lo hasta aquí comentado existen una extensísima y en mi opinión lamentable oferta de cursos, cursillos, formaciones, actualizaciones, etcétera que invitan a creer al posible y futuro alumno que a la consecución de sus “estudios” podrá desempeñar funciones profesionales intrínsecamente relacionadas con la nutrición y dietética. Se ofrecen a través de academias, centros de formación, etcétera de dudosa reputación y su titulación es de todo menos oficial. Su publicidad, especialmente agresiva a la hora de asegurar puestos de trabajo y capacitaciones con su título o diploma, es una especie de canto de sirenas en especial al considerar la validez de la titulación en cuestión. Escribí hace tiempo sobre un caso flagrante en este sentido, y aunque aquel curso ha modificado en parte su publicidad, sigue estando ahí, al alcance de los más incautos y menos prevenidos en estas cuestiones. Y como este hay decenas de ejemplos más.

Los arribistas sin título

Por último, cabe señalar con el dedo (esta vez para estar prevenidos, nunca, como en el caso anterior, para considerarlos como una opción válida) a todas aquellas personas que con más entusiasmo o caradura que conocimiento se autoerigen como “expertos en nutrición”, “nutricionistas” o coaches sin tener ni la más mínima de las acreditaciones académicas que lo justifiquen. En este lado tenemos a “asesores” de Herbalife, Amway, 4Life u otras empresas por el estilo de negocio mutinivel, o simplemente a famosetes de relumbrón que han visto en esto de la nutrición un filón con el que poder aprovecharse de la candidez de propios y extraños.

Coaches, "nutricionistas" ortomoleculares, "asesores", piconeuroinmunólogos y otra fauna diversa
Coaches ortomoleculares, asesores varios, psiconeuroinmunólogos, famosetes y demás fauna diversa

Tres últimas y necesarias puntualizaciones

Más allá de la titulación que alguien posea (a los arribistas recién mencionados no les alude esta aclaración) el ejercicio profesional de la nutrición y la dietética con título se presta, lamentablemente también, a algunas prácticas indeseables. Es una pena, pero algunas personas han visto en este terreno un auténtico filón y se han lanzado a su explotación pasando por encima de los más elementales conceptos deontológicos y prometen resultados milagrosos o hacen uso de “conocimientos” y técnicas que en ocasiones están encuadradas en el terreno de las pseudociencias, convirtiéndose a mi modo de ver en estafadores con diploma universitario. Insisto: con independencia de su título… y lo conté con todo detalle en este artículo.

Por otra parte, existen muchos y buenos divulgadores en materia de nutrición y dietética que no tienen ninguna de las titulaciones descritas en el primer epígrafe. Que yo sepa nunca se han definido, profesionalmente hablando como nutricionistas o con cualquier otra expresión de similar significado. Ha de quedar claro que para hablar con propiedad en los medios de comunicación sobre un determinado tema no hace falta tener ninguna titulación concreta. Solo es preciso eso, hablar con propiedad. Y en España hay muchos y buenos divulgadores con estas características.

Por último, mencionar que este repaso a los méritos académicos de titulaciones y denominaciones relacionados con la dietética y la nutrición solo tiene valor en España. Más allá de nuestras fronteras (en otros países de la UE, EEUU, Canadá, Australia, Sudamérica, etcétera) las denominaciones concretas pueden variar notablemente en comparación a las de España. Por poner solo un ejemplo, en UK y bajo el término dietitian se recoge a todos aquellos profesionales con una formación reglada, mientras que el término nutritionist puede ser utilizado por casi no importa quién. Por lo tanto, reitero, que en este sentido cada país tiene sus propios matices en relación a la nomenclatura de los profesionales que ejercen su labor profesional en este terreno.

——————————————-

Nota bene (1): Este contenido ha sido patrocinado por ILERNA Online, centro de Formación Profesional a distancia 100% oficial que ofrece, entre otras posibilidades, la oportunidad de obtener el Título de Técnico Superior en Dietética a distancia.

Nota bene (2): Gracias a Regina Aragonés (@ReginaAragonespor encargarse de la adaptación de la infografía, un trabajo original de Taylor Chan (foodandfearless) y disponible en este enlace.

12 comentarios en “Quién es quién en dietética y nutrición (y en España)

  1. Así consideramos a un técnico superior en dietética mejor formado q un graduado universitario en enfermería o farmacia con el máster en Nutrición ?

  2. Hola Espe (= saludo habitual que suele acompañar un escrito, en especial a la hora de interpelar al alguien)

    No he querido entrar en ese tipo de cábalas, ni tampoco voy a entrar en ellas. La formación de un determinado profesional sanitario vendrá definida por infinidad de factores entre los que figuran los estudios concretos de cada persona (TSD, Grado en Enfermería o Farmacia, unido a másters posgrados o no). Pero también la calidad de esa formación, su propio interés y también el desempeño (empezando por sus calificaciones) entre otros varios. A modo de ejemplo te diré que conozco algunos TSD con mucho más conocimiento y profesionalidad que algunos dietistas-nutricionistas. Te cito estos casos porque las diferencias curriculares de unos y otros son significativas

    No sé si esto responde a tu pregunta, y si tú quieres sacar una respuesta totalizadora eres totalmente libre; yo no lo voy a hacer.

    Un saludo (= formula habitual -hay muchas otras- que se utiliza para despedir un escrito)

  3. Hola Juan,
    Creo que entre las titulaciones oficiales intrínsecamente vinculadas con la nutrición y la dietética, en este caso infantil-Juvenil, se te ha olvidado citar a los pediatras.

  4. Buenas Iñaki,
    No, no se me ha olvidado, pero en algún sitio había que poner el punto de corte. Siguiendo tu razonamiento también habría que incluir a los especialista en geriatría, y los de nefrología, sin olvidar los de cardiología… y así suma y sigue ad infinitum. Entiendo tu perspectiva pero esas otras especialidades, incluida la de pediatría, no son especialidades en nutrición a pesar de que tengan conocimientos de ello en lo que respecta al objetos de su especialidad.
    Saludos!

  5. No es lo que dice la legislación. Los pediatras tienen competencia profesional plena en nutrición durante la infancia y la adolescencia.

    Artículo 6 apartado a) de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias:
    Corresponde a los Licenciados en Medicina la indicación y realización de las actividades dirigidas a la promoción y mantenimiento de la salud, a la prevención de las enfermedades y al diagnóstico, tratamiento, terapéutica y rehabilitación de los pacientes, así como al enjuiciamiento y pronóstico de los procesos objeto de atención.

    ORDEN SCO/3148/2006, de 20 de septiembre, del MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO por la que se aprueba y publica el programa formativo y las competencias de la especialidad de Pediatría y sus Áreas Específicas:
    4. Características fisiológicas y patológicas de la alimentación, nutrición y del metabolismo de las diferentes etapas de la edad pediátrica y valoración del estado de nutrición. Alimentación durante el primer año de vida, con especial énfasis en la lactancia materna. Nutrición del preescolar, escolar y adolescente. Patología de la nutrición durante la infancia: malnutrición y obesidad. Terapia nutricional del niño enfermo o con necesidades especiales. Nutrición y esfuerzo físico. Nutrición del niño críticamente enfermo. Nutrición profiláctica. Técnicas especiales de alimentación: nutrición enteral y parenteral. Patología por déficit o exceso vitamínico. Errores congénitos del metabolismo…

  6. Hola de nuevo Iñaki,
    No estoy seguro de lo que te voy a decir, pero si tuviera que apostar, lo haría al respecto de que existen textos similares relativos a la alimentación y la terapia nutricional en otras especialidades médicas.
    Un saludo

  7. Hola Juan, soy Montse, Biologa interesada en la nutrición, quisiera estudiar el grado pero mis circunstancias no me lo permiten,al menos ahora. Justo he encontrado este artículo tuyo cuando barajo la posibilidad de matricularme en Ilerna para hacer la FP a distancia y quería preguntarte. ¿Al ser un centro privado el título es igual de válido que si lo hiciera en la enseñanza pública?
    Gracias, un saludo!

  8. Buenas tardes Montse,
    Quiero entender que hay pocas dudas al respecto de la oficialidad de este título. En otro orden de cosas la educación obligatoria (primaria, secundaria) en un centro privado es tan oficial como en un centro público (si se cumplen los requisitos, claro). Y entiendo que este es un caso parejo. De todas formas quien te puede aclarar mejor estas dudas concretas es el propio centro.
    Un saludo!

  9. Hola Juan, gracias por tu buen aclaratorio artículo. Me surge una duda: que diferencia hay a la hora de trabajar para un graduado universitario y un técnico superior. Entiendo que los conocimientos de un graduado serán superiores a los de un técnico y no podrán optar al mismo puesto laboral.
    Gracias por aclararme esta duda.
    un saludo.
    mavi

  10. Hola Mavi,
    Pues tu pregunta está dentro de un jardín con muchas espinas y diga lo que diga me pincharé. No obstante allá voy. En el ejercicio privado de la profesión se entiende que el d-n tiene posibilidad de ejercerlo por su cuenta sin depender de nadie y que el TSD debería, y cito textualmente el REAL DECRETO 536/1995 que regula su formación y ejercicio, trabajar coordinado y dirigido por un “facultativo”. Las comillas las pongo yo, no están en el RD, para que cada uno interprete lo que quiera.
    En el ámbito público las diferencias serán las que indique el puesto al que optan en virtud de la correspondiente convocatoria de plazas.
    Espero haberte ayudado. Un cordial saludo

  11. Hola Juan.
    Con los nutricionistas pasa lo mismo que con los filólogos. Como todo el mundo come tiene la capacidad de hablar de comida y lo que conlleva. Como todo el mundo habla puede opinar sobre la lengua y el lenguaje e imponer sus decisiones sin tener en cuenta normas ni reglas.

    Gracias por este completo artículo, y por todos los demás.

Los comentarios están cerrados.