La entrevista dietética, alma mater de la consulta ídem

Si hay una cosa que destaca en la labor de l@s dietistas-nutricionistas en consulta frente a la labor de otros profesionales sanitarios, es su gestión en la entrevista dietética para terminar por averiguar los aspectos que caracterizan el patrón de alimentación de sus pacientes

No me voy a poner divino… bueno un poco sí, y por estas mismas literales razones, creo preciso traer a colación a Jesucristo con aquella lapidaria y magnífica sentencia de “Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios” (Mateo 22, 15-21) que no viene a expresar otra cosa que a cada cual lo suyo. Y ya. Y a l@s dietistas-nutricionistas (al menos a los de este país) les adornan muchas características particulares, unas buenas y otras, dicen, no tanto. Así, y tras ser invitado por la empresa Nutrium para opinar sobre el asunto aquí os traigo mi perspectiva.

Como decía media docena de líneas más arriba, en el encabezado, la entrevistas dietética, la elaboración de una historia dietética, es una de las cosas que mejor se nos dan. Y ojo, no es tontería eso de terminar, en no menos de 1 hora  u hora y media, de perfilar una buena imagen fija de las características alimenticias (que no nutricionales) del paciente que tenemos delante: sus hábitos, sus respuestas alimenticias a determinadas influencias de su entorno particular, a sus horarios, a sus amistades, a sus conocimientos, habilidades… y, por resumir, a su estilo o forma de vida. Es preciso aclarar que además, ese tiempo de la consulta no solo se dedica a estos menesteres. En ese plazo de tiempo, además, hay que tomar sus datos personales, conocer sus motivaciones a la hora de acudir a una consulta de este tipo, hacer acopio de datos bioquímimcos (normalmente relacionados con una analítica sanguínea), sus antecedentes personales, su historia clínica, hacer una mínima -o no tan mínima- valoración antropométrica, conocer su entorno familiar (y que puede influir en su comportamiento alimenticio) etcétera. Y por encima de estas cuestiones sacar tiempo, sin que se nos haga la hora de cenar, para averiguar cómo, cuánto y qué come… dónde come y el porqué de lo que come.

Máquina de la verdad
Encuesta dietética: no es preciso usar el detector de mentiras, pero a veces no vendría mal

La perspectiva del tiempo empleado puede ya arrojarnos una idea de ante qué tipo de profesional o de “profesional” estamos. El tiempo destinado a la primera consulta en las execrables franquicias pierdepeso-exprés apenas duran los 20 minutos… siendo generosos (y no me voy a morder la lengua: las más frecuentes en nuestro entorno son Naturhouse, Nutricion Center y la parafernalia del Método Pronokal). Lo pone en su manual, que lo he visto. Así, si la primera consulta no dura menos de una hora, márchate cuanto antes (y que su tía se tome sus potingues).

Una buena historia dietética es como conducir (bien)

Pues sí, así es. Más allá del carnet, para conducir bien se necesitan, así muy por encima, dos elementos. El primero, una serie de conocimientos referentes a qué son y dónde están los instrumentos de aquello que pretendes manejar (pedales de acelerador, embrague, freno, cambio, volante, intermitentes, espejos…) y, lo segundo, práctica, es decir, para que los manejes con mayor soltura cuanto más conduzcas con independencia de tus dotes personales (que también influyen en esto… y en lo otro). Y ya está.

Y con la elaboración de una buena historia dietética pasa lo mismo. Necesitas conocer sus elementos, las herramientas con las que se consigue hacer (en realidad “conocer”) aquello que quieres: que si el recordatorio de 24 horas, el cuestionario de frecuencia de alimentos, las encuestas cualitativas, cuantitativas, las de preferencia y aversión de alimentos, los diarios dietéticos y demás. Y luego practicar. Y después practicar. Y luego más. Tanta más soltura se adquirirá en eso de hacer una buena historia dietética en tanto en cuanto más te hayas curtido haciéndolas. Igual que con el tema de conducir.

A los que no seáis dietistas-nutricionistas os reto a que tratéis de averiguar los hábitos alimentarios de la primera persona con la que os crucéis después de leer estas líneas, y en menos de 20 minutos. Es una tarea jodida, y por eso los profesionales en esta área tenemos (o deberíamos tener) las herramientas y las habilidades para obtener la mejor fotografía dietética de nuestro paciente en el menor tiempo posible (pongamos esos 20 o 30 minutos).

¿Por qué?

Pues primero porque el tiempo destinado a estas cuestiones es limitado, y segundo, porque con esos datos, con esa imagen, trataremos de destinar el mejor de los consejos dietéticos adaptados a la realidad de cada paciente (ya sea con la ayuda o no de un software ad hoc). Más allá de cuestiones patológicas, que las hay, al final, el 90% de los pacientes de una consulta de un/a dietista-nutricionista necesitan lo mismo en materia de alimentación saludable y equilibrada. Los matices infinitos, la verdadera personalización de la dieta, estarán centrados en la adaptación de esos consejos generales a la vida de cada cual. No tanto en si este paciente come berenjenas a la griega un lunes, o aquel otro coliflor con bechamel un domingo. La clave es que puedan, y que conozcan, los recursos para poder hacer elecciones adecuadas, ya se trate de berenjenas o de coliflores. Que las puedan comprar, que las sepan cocinar, que les guste, que tengan tiempo en su vida para esos consejos. Y que si no lo tienen, les ofrezcas alternativas, etcétera.

Súperhéroes
Ellos tienen superpoderes… y nosotros la historia dietética

Por tanto, la entrevista dietética es para l@s dietistas-nutricionistas algo así como el sable láser para los maestros Jedi, la tecnología para Ironman o las espinacas para Popeye. Algo que nos da súper-poderes frente a todos los demás. Algo que los demás no tienen o que, bien mirado, no dominan, ni de lejos, como nosotros. Al menos así debiera ser. Opino.

Y como profesionales que somos, tenemos –o debiéramos tener- la capacidad y la iniciativa de mejorar las herramientas que nos caracterizan. Conozco varios compañer@s de profesión que han adaptado los cuestionarios cualitativos, los de frecuencia de consumo de alimentos, los diarios dietéticos… estándar, a su forma de trabajar. A su particular forma de llevar la entrevista, y al modo y manera que tienen para entresacar la información que es precisa.

Para terminar, dependiendo de quién seas que esté leyendo esto, dos consejos

Si eres un común más de entre los mortales, huye como alma que lleva el diablo de las consultas exprés. De las dietas-del-cajón-derecho y de los consejos estandarizados, de esos que, sabes bien, le van a dar al próximo paciente que entre en la consulta tras de ti. Que te realicen una entrevista dietética lleva su tiempo, en la mayor parte de las ocasiones, incluso, se hace pesado pasar por ella. Te tienes que dar cuenta que el/la profesional que tienes delante no es del montón.

Otrora, si eres un/a profesional de la nutrición, en especial un/a dietista-nutricionista, no desaproveches los dones que te han sido otorgados en tu formación. Quiero entender –me gustaría- que lo tuyo es una cuestión vocacional, que te va este rollo. Así pues, exprime al máximo los recursos de la entrevista dietética, y úsalos, modifícalos y personalízalos a tu forma de trabajar. El paciente se dará cuenta. Seguro. Y te lo agradecerá. Lo manifieste o no.

———————————

Nota: Este post ha sido patrocinado por Healthium – Healthcare Software Solutions, SA desarrolladores de Nutrium.

18 comentarios en “La entrevista dietética, alma mater de la consulta ídem

  1. No tienes ni idea, en Naturhouse hay excelentes profesionales con una experiencia de muchos años y una titulación oficial.
    Los que vendéis humo, creéis que todos los hacemos.
    La gente prefiere pagar unos complementos dietéticos, de eficacia más que probada, que pagar a un charlatán con complejo de psicólogo que no ha sido capaz de estudiar nada, pero que con sus dotes comerciales engatusa a la gente, para que le paguen solo por escucharles. Hay mucha soledad detrás de la obesidad…
    Pero claro, tus hijos tienen que comer todos los días… pues igual que los de los demás, así que por favor respeta a los que trabajamos en el sector y si te molesta que nos vaya mejor que a ti, monta un Naturhouse.

  2. Hola Isa,
    Gracias por pasarte por aquí a comentar tan amablemente. Desde la ignorancia que me atribuyes déjame matizar algunas cosas:

    1º Tengo el protocolo de atención de Naturhouse. Igual sí que sé de lo que hablo.

    2º He hablado con varias personas, dietistas-nutricionistas todas, pongamos media docena, que han pasado por Naturhouse y Nutrición Center, y no es que hablen precisamente bien de la forma en la que estas empresas enfoquen el negocio. Igual sí que sé de lo que hablo.

    3º No cargo contra las personas que en un momento dado o desde el principio de su carrera profesional se hayan vinculado a este tipo de franquicias; hablé de ello en https://juanrevenga.com/2014/03/prostitucion-nutricional/ (no te pierdas los comentarios, hay alguno que quizá te interese).

    4º Sobre la “eficacia” de los productos que allí se comercializan déjame decirte que ninguno, absolutamente ninguno, tiene probado nada al respecto de la pérdida de peso o el adelgazamiento, más que nada por que la ley prohíbe expresamente ese tipo de alegaciones con esas indicaciones. Y todo ello a pesar de que tanto las marcas de los productos como las franquicias de este tipo se saltan a la torera dicha legislación con mucha frecuencia y además impúnemente. Hablé de ello, entre otras ocasiones, aquí https://juanrevenga.com/2018/01/el-fraude-la-estafa-y-el-engano-tras-los-productos-adelgazantes-y-quemagrasa-a-pie-de-farmacia/).

    5º Me importa un bledo la deriva comercial de estos negocios, me molesta su forma de operar.

    6º Por tus palabras parece que trabajas o tienes una franquicia de Naturhouse y creo por tanto que tienes un pequeño sesgo a la hora de pronunciarte. A diferencia de ti, no te dedicaré apreciaciones personales desde el desconocimiento. No me molesta que te vaya bien o mal, mejor o peor que a mí. De hecho no sé como te va y por tanto no puedo valorarlo. Como tú tampoco sabes cómo me va a mí. Pero ya te lo digo: no me puedo quejar.

    7º Si hubiera querido, hace tiempo podría haberme hecho franquiciado y, ¿sabes qué? que no lo he hecho. Ni lo haré. Por que sí sé lo que hay. Sí sé de lo que hablo. Y lo sé desde hace mucho tiempo. Mira, en en este vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=VXPKTbD9MEA&t=32s) tienes las declaraciones de Félliz Revuelta, quien en 1991 montó Naturhouse y explica las razones y la forma de emprender este negocio. A pesar de la pésima calidad del vídeo te animo a que te quedes con las explicaciones de su fundador y, en esencia, de su ideología “sanitaria”.

    8º Y algo sí que he estudiado en mi vida, dos carreras universitarias, entre otras muchas cosas. Y sigo haciéndolo, al estar en proceso de doctorado.

    Mucho ánimo Isa con tu rencor y cuando quieras vuelve a pasar por aquí para darnos lecciones. Saludos.

  3. Como TSD y dueña de un Naturhouse, le diré señor Revenga, que la consulta Dietetica , de hábitos , la explicación de la dieta , la importancia de mantener una vida activa y explicaciones varias me llevan en mi consulta mucho más de una hora, es un poco atrevido por su parte hablar de manuales en nuestro caso porque tanto yo como las compañeras con las que estoy en contacto primamos la reeducación alimentaria por encima de todo, estoy segura que le dedicamos el tiempo necesario a cada persona y nuestra frase de despedida es “si le surge alguna duda, no dude en llamarme”.
    Un saludo.

  4. Y digo yo… no se puede hablar sin ofender a los demás? Juan, me gusta cuando hablas de nutrición, pero no me gusta nada cuando insultas a los demás. Pones ejemplos siempre de lo mal que lo hacen los otros y de lo bien que lo haces tú. Como persona eso deja mucho que desear. Así que por favor, para seguir leyendo tus artículos deberías seguir informándonos sobre tus conocimientos, sin ofender a nadie ni a ninguna empresa. Enséñanos tus conocimientos y haznos partícipes de ellos. Eso se te agradece, pero por favor, deja de hablar mal de los otros.

  5. Hola Señora Bausela,

    Evidentemente yo no puedo saber cómo gestiona usted su franquicia. No obstante, sabrá igual que yo que si lo hace tal y como dice, está obrando al margen de las instrucciones que aporta el franquiciador para la gestión del negocio.

    Y ya que estamos, ¿me podría responder a cuánto asciende, de promedio, el tique de compra de aquellos productos que de forma “obligada” tiene que adquirir el cliente en cada visita?

    Un saludo.

  6. Hola Maribel,
    Gracias por tu comentario. No es posible agradar a todo el mundo. Te agradezco la confianza, pero a diferencia de ti, hay otras personas que gustan de que se digan las cosas claras.

    En el artículo he valorado la gestión que tienen algunas franquicias. En concreto he mencionado textualmente “execrables franquicias pierde-peso-exprés”. Ese supongo que es el insulto al que te refieres. Pues bien, es una opinión en base a los dos argumentos que aporto: la duración de sus visitas y el uso de complementos alimenticios por sistema. Argumentos que en base a cualquier guía sobre el manejo de las cuestiones del peso, la práctica de estas franquicias está muy lejos de ser las más adecuadas (por no decir diametralmente opuestas a esas recomendaciones). Por mucho que una persona con la titulación que sea se encargue de dirigirlas.
    Te agradezco de corazón el mensaje y tu apreciación, y lo valoro. No obstante no he insultado a nada ni a nadie, solo he dado mi parecer (que es negativo, muy negativo) al respecto de este tipo de negocios.

    Saludos!

  7. Por supuesto Sr Revenga. Mi media de venta oscila bastante, muchas veces atiendo y no vendo ningún complemento y otras vendo complementos por valor de 30€ aproximadamente, le explico la diferencia que a priori le puede parecer difícil de comprender.
    El manual del que usted me habla, no es extricto ni estoy obligada a seguirlo, no cobro las consultas, englobo el precio en la venta de complementos, completamemtos que desde mi humilde experiencia, ayudan a conseguir ese peso saludable.
    Supongo que en el manual del que usted dispone, aparece la etapa denominada de mantenimiento, en la cual yo particularmente no ofrezco ningún complemento y atiendo a mis pacientes completamente gratis, porque las personas que mantienen su peso saludable son mi mayor recompensa profesional y mayor activo publicitario.
    Saludos de nuevo.

  8. No Juan, no me refiero a este artículo en concreto. Me refiero a muchos de sus artículos tanto en su blog como en otros medios de comunicación. Siempre está intentando dejar a los demás por debajo. Solo pido que viva y deje vivir…
    Me gusta la nutrición pero no soy profesional ni mucho menos, es sólo interés general, pero ya le digo que llevo tiempo pensando en esto que le estoy diciendo.
    Cuando yo quiero ir a un centro, de dietética, de móvil, de ropa o lo que sea, me informo en el sitio. Las franquicias, todas, tienen una forma de actuar pero la persona que está detrás humaniza el negocio y todos tenemos derecho a comer. Si todos fuesemos igual de excelentes que usted, este mundo sería perfecto, pero ya ve, en este mundo hay de todo.
    No creo que lo que haga sea informar, sólo sabe desprestigiar al resto. Y esto como persona dice mucho. Y si detrás de un buen profesional no hay una buena persona, no nos sirve ninguno de los dos ni el profesional, ni la persona.

  9. Juan cuando generalizas haces daños a muy buenos profesionales que están dentro de la franquicia, y que se dejan la piel cada día por ayudar a la gente honestamente a perder peso, en mi caso, siempre, siempre, siempre me dejo una hora para atender a la primera visita más segumiento durante toda la semana, y en cada visita si me tengo que para más de los 20 minutos estimados lo hago. En cuanto a ticket de compra el mío es una media de 27 euros a la semana que una vez quitado el pago de los productos ,me quedan sobre 13 euros , y si a eso le quitamos todos los gastos de tener un negocio a pie de calle(local, autónomo , luz agua, trimestres , seguro , gestoría……..)cobramos la consulta bastante por debajo de los 10 euros), me puedes decir a cuanto la cobras tú?. Sólo te pido que no generalices, te puedo asegurar que en esta franquicia hay muchos buenos profesionales detrás de grandes personas.Un saludo

  10. Hola Maribel
    No desprestigio sin fundamento, las personas o entidades de las que hablo se desprestigian solas y yo lo pongo de relieve.

    Ya te digo que no pretendo contentar a todo el mundo. Eres libre de escoger las personas y los profesionales que de uno u otro modo forman parte de tu vida.

    Saludos

  11. Como se dice en mi pueblo, que es una gran ciudad, “pa ti la peseta, Juan”. Siempre tienes que caer por encima de la gente. Lo estás demostrando hoy.
    Un placer haberte seguido en tu blog, pero hay muchos que hablan sin desprestigiar, aunque tengan razón.

  12. Buenas Isabel García,

    No generalizo con las personas, concreto en el método de negocio que a pesar de tu gestión concreta no es ni por lo que dice el famoso manual, ni por mi experiencia, lo habitual. Lo más típico y habitual es que en las franquicias se funcione como dice su manual que hay que funcionar.
    Y no, ni tú ni nadie cobra las consultas en Naturhouse (de hecho este fue y creo que sigue siendo unos de los eslóganes de Naturhouse a la hora de captar clientes) lo que cobras son los productos que vendes. Que vendas más o menos redundará en tu balance de cuentas. Luego está el juego de malabares que quieras hacer: si vendes tanto, o tan poco, y lo rentable que te resulte afrontar los gastos que sea, dedicar “x” tiempo a la visita o incluso obtener beneficios que, de una forma muy razonable, es de lo que se trata.
    Si llevas tiempo en el tema es que has vendido muchos productos (salvo que seas una especie de mecenas que trabaja por amor al arte). Y son productos que, te pongas como te pongas, carecen de evidencia científica para la pérdida de peso (si es el caso) y carecen de la legitimidad legal para proponerse como eficaces en la pérdida de peso.
    Está bien, es posible que seas una grandísima profesional, no lo cuestiono. Pero estás haciendo negocio con algo que no es eficaz, vendiéndolo como eficaz (y como eficaz o no, me refiero, por ejemplo, a lo que dicen las guías y consensos más reconocidos para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad sobre este tipo de productos). Mis consultas tienen un precio de 65€, y en esencia hay dos por paciente, no más, salvo raras excepciones. Cada una de ellas dura de entre 1,5 a 2 horas (más habitual este último extremo). Si hay más consultas con un mismo paciente estas consultas son de aproximadamente una hora y su precio es 35€. Los tiempos son basado en la experiencia y nunca están pactados ni se cobra una u otra cantidad por fracciones horarias (siempre es el mismo precio dure lo que dure). También te diré que en el asesoramiento sobre la mejora del estatus ponderal nunca, jamás, hay complementos de ningún tipo. En referencia a las consultas de otro tipo, sí he recomendado algún complemento en contadísimas ocasiones, y ha sido B12 en los casos de dietas vegetarianas de algún tipo. Nada más. Y además, el paciente habrá de elegir dónde lo termina comprando, si es el caso que este decida comprarlo y usarlo.
    Nadie cuestiona que lo sepas hacer o lo hagas bien o mal, mejor o peor, salvo que a la vista de las normas generales de la franquicia para la que trabajas, el método es muy cuestionable. El negocio del “método Naturhouse”, gestiones de una forma u otra las visitas, no son las visitas. Es la venta de productos superfluos, innecesarios e ineficaces en relación a la pérdida de peso y en base a la evidencia científica. La venta de esos productos es lo único que genera ingresos dentro del Método Naturhouse. Las vistas no. Son gratis tal y como sostiene la franquicia, orgullosa, al hablar de su método.
    Sería estupendo que, en mi opinión, canalizaras toda la empatía y buenhacer que transmites, sin vender esos productos. Seguro que la profesión saldría ganado.

    Saludos

  13. Bueno Juan , sin ganas en absoluto de ofender, quien diga que estos productos son ineficaces para la perdida de peso, sólo hace dejar en evidencia el desconocimiento sobre fitoterapia, y cuestionar a todos aquellos profesionales que utilizan la fitoterapia cómo ayuda y herramienta en sus consultas, herboristerías ……por supuesto, lo principal es una alimentación equilibrada y el ejercicio físico, pero después de 20 años trabajando en naturhouse, confirmo y constato, la gran utilidad que supone trabajar con la fitoterapia para potenciar y conseguir mejores resultados en las dietas de adelgazamiento.

  14. Bien Isabel, bien,
    1º ¿Me puedes citar un único consenso, una única guía para el abordaje del sobrepeso y obesidad en la que se mencione la validez de esos productos?

    2º Todos esos productos que tu comercializas lo hacen bajo el paraguas de lo que se conoce como “complemento alimenticio” y como tales están sujetos al RE 1924/2006 y RE 432/2012 referentes en su conjunto a las alegaciones de propiedades saludables en los alimentos y complementos. ¿Me puedes decir una sola sustancia un único elemento (salvo el glucomanano) que haya obtenido el visto bueno de la Comisión Europea como eficaces en el control del peso?

    Las preguntas son retóricas, por que la respuesta es conocida, y tú la sabes. No hay ni uno. Incluso en el único que había, sobre el glucomanano, se hizo una revisión con metaanálisis más recientemente que decía que no hay ninguna evidencia de su eficacia en la pérdida de peso (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24533610 The evidence from available RCTs does not show that glucomannan intake generates statistically significant weight loss. Future trials should be more rigorous and better reported). Así pues, vendes productos ineficaces con los que, si además promueves como una ayuda para perder peso, estás cometiendo, a mi juicio, una ilegalidad.

    Y tranquila, no ofende quien quiere si no quien puede. Saludos

  15. Por cierto Isabel, me gustaría que me sacaras de de una duda,

    Según esta entrevista (https://actualidadsobresaludblog.wordpress.com/2016/11/09/entrevista-a-maria-isabel-garcia-nutricionista-en-naturhouse/) se te presenta como licenciada el psicología y a cargo de un Naturhouse donde das consejos dietéticos, nada más. ¿Me puedes decir si tienes algún tipo de formación reglada en materia de Nutrición Humana y Dietética?

    ¿Estás o has estado al frente de este tipo de negocio, el de Naturhouse sin la citada formación?

    Gracias y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *